Análisis en la ciudad de A Coruña: Los vecinos renuevan sus votos

Las elecciones remedan los resultados de las municipales del pasado mayo, con un tercio de los votos para PP y otro para En Marea, y una nueva costalada socialista

21.12.2015 | 16:28
Análisis en la ciudad de A Coruña: Los vecinos renuevan sus votos

Los coruñeses no han querido variar la foto electoral de mayo. El PP y En Marea recogen prácticamente el mismo porcentaje de apoyos, también con una ligera ventaja para los populares, en este caso de casi mil votos. El PSOE insiste en su declive y alcanza un 19% de las papeletas, lo que significa que uno de cada tres de vecinos que le votaron hace cuatro años han optado por otras opciones políticas. De nuevo, tercera fuerza. Irrumpe Ciudadanos como cuarto partido más votado. Lo avalaron más de 16.000 coruñeses. Los nacionalistas de NÓS-Candidatura Galega solo convencen a un 2,89% del electorado local

Los coruñeses insisten en sus votos de hace seis meses. La foto finish que deja la noche de elecciones generales a nivel local es un calco de la del pasado 24 de mayo. Empate técnico entre los populares y En Marea, casi con el mismo porcentaje que en los comicios municipales. En realidad, victoria pírrica de menos de un millar de papeletas de los populares en las urnas, ya con el 100% escrutado. El PSOE otea desde lejos la cabeza de carrera. De nuevo tercera fuerza en A Coruña, con un 19,6% de los votos, batiendo nuevos negativos récords: de la ciudad socialista queda una leve sombra y el partido vuelve a cosechar el peor resultado de su historia en unas generales, además de perder el único senador que le quedaba en la provincia, Javier Losada, en favor de En Marea.

Durante la campaña, unos presumieron de sus recién estrenados ejecutivos de cambio en las ciudades gallegas. Los otros intentaban asustar con la, para ellos, mala gestión de los nuevos políticos al frente del Ayuntamiento coruñés. En el marcador final, el Partido Popular anotó un 31,64% y En Marea, un 31%. Con la totalidad de las papeletas recontadas, la diferencia de apoyos se quedó en 946 votos.

Una tarta muy diferente a la de cuatro años atrás, cuando el PP disfrutaba de otra noche victoriosa en las conquistadas tierras coruñesas. Con aquellas generales de 2011, los populares completaban el triplete, dos años después de dar un exitoso vuelco en las autonómicas y ser una ciudad clave para la investidura de Núñez Feijóo y después de conquistar el Concello coruñés con una mayoría absoluta histórica en 2011.




Haz click para ampliar el gráfico

Aquel 20 de noviembre de 2011, el PP conseguía en la ciudad, con Mariano Rajoy como candidato a la Moncloa, un 45,54% de los sufragios para el Congreso. Con una campaña dirigida por Carlos Negreira y Diego Calvo, la suerte del partido vira ahora: se dejan catorce puntos, un descenso similar a la sangría en Galicia y la provincia. Es también peor resultado que el recogido en la convocatoria de generales de 2007 -la segunda victoria de José Luis Rodríguez Zapatero- cuando se quedaron como segunda fuerza con un 39,09% de los votos.

Entre 2011 y 2015, los coruñeses de Rajoy ha extraviado 16.537 votos, en una convocatoria de alta participación. Si en 2011 acudían a los colegios electorales 141.022 personas (un 69,90%), ayer se acercaron a las mesas 143.493 (un 74,27%).

En Marea -como fuerza de confluencia de Podemos, Anova y Esquerda Unida- debuta en unas convocatorias generales con un 31% de los votos en la ciudad para la Cámara Baja, un porcentaje también similar a las elecciones municipales de hace medio año, el resultado que le permitió formar un grupo de Gobierno en minoría en el palacio de María Pita.

En el resto de ciudades gallegas que abanderaron los vendavales de cambio el pasado mayo, hay una de cal y otra de arena. La cara positiva es Ferrol, que también alcanza al Partido Popular con casi un tercio de los votos pero que venía de unos comicios municipales en los que fue segunda fuerza, con un 21,98% por un 36,1% para los de José Manuel Rey Varela. En Santiago de Compostela, Marea se deja seis puntos respecto a las elecciones locales y el PP compostelano sube uno. En Vigo, con mayoría absoluta socialista en el Ayuntamiento, En Marea dio la campanada como primera fuerza y un 33% de los apoyos.

La cuesta socialista

El PSOE insiste en su cuesta abajo, aún sin final a la vista. En 2008, los socialistas coruñeses contribuían a la victoria de Rodríguez Zapatero con 67.302 votos para el Congreso, un 44,7% de los vecinos que depositaron su papeleta en alguno de los colegios de la ciudad. La caída en 2011 fue estrepitosa, hasta el 31%, ya tocados por haberse quedado con ocho ediles y en la oposición coruñesa por primera vez desde el año 1983.

Los socialistas de la ciudad ahondan en su laberinto. Los vecinos les vuelven a dar la espalda: suman 28.927 votos, un 19,6%. A pesar de retener un punto más, se confirma el sorpasso que le dio Marea a los de Mar Barcón en las municipales, donde fueron relegados a la tercera fuerza en la Corporación coruñesa, con un récord negativo de concejales (seis) pero con un papel de llave de gobierno, cuyo ejercicio tampoco le ha ayudado a recuperar la confianza ciudadana. ¿Cuántos votos pierden? Algo más de 14.488, uno de cada tres votantes de hace cuatro años y un 60% menos de sus avales de 2008.

La calamidad también se ha instalado en el BNG. Algo más de cuatro mil votos para la Cámara Baja, menos de un tres por ciento del electorado (2,84%). Es un tercio de los votos de 2011, cuando los sustentaron 13.531 coruñeses y casi uno de cada diez electores. En 2011, además, prácticamente había conservado el resultado de 2008 en la ciudad, con un representante en el Congreso por la provincia que ahora pierde bajo las siglas NÓS-Candidatura Galega.

Los nacionalistas son quinta fuerza en la ciudad, adelantados por Ciudadanos, que cosechan un 11,30% de los votos. Un total de 16.679 apoyos de los más de 66.000 que el partido de Albert Rivera ha obtenido en la provincia y que le permite tener un diputado por A Coruña en el Congreso a partir de ahora. Se lo ha arrebatado al PP, que se queda con tres, un objetivo que no cumple las metas que se puso Negreira el primer día de campaña ante los suyos en un hotel de Matogrande: retener cuatro de los cinco representantes en la Cámara Baja.

La Cámara Alta

La meta del Senado sí está cumplida para el PP. Mantienen a sus tres políticos en la Cámara Alta. El cuarto de la provincia es para En Marea, cuyos tres aspirantes superaron en avales a los tres candidatos del PSOE. El exacalde Javier Losada pierde el escaño en el que ha estado en los últimos cuatro años y lo hace en favor de José Manuel García Buitrón, el expresidente del Hospital Universitario, que saltó a la política precisamente invitado por el regidor socialista como miembro de su candidatura para las municipales de 2011. García Buitrón, que será senador, acabó en Podemos.

La nueva senadora más votada por los vecinos de A Coruña es la popular Paula Prado del Río, con 42.155 cruces (un 11,05%). Le siguen por este orden sus compañeros María Aparicio Calzada (40.838) y José Luis Ramón Torres Colomer (40.479) y los candidatos de En Marea José Manuel García Buitrón (40.396), Iria Otero Romero (37.252) y Andrés Seoane Antelo (33.675).

En este sufragio de listas abiertas, las mesas de la ciudad recogieron a continuación apoyos para los socialistas Ángel Manuel Mato Escalona (26.118), María del Mar Debén Alfonso (24.493) y, en novena posición, Javier Losada (24.135). Seguidamente, los candidatos de Ciudadanos y los de NÓS Candidatura Galega. El nacionalista José Luis Rivas Cruz Mini reunió 8.345 avales y el primero del partido naranja, José Antonio Quindimil, 12.493. La participación en la votación para la Cámara Alta fue ligeramente inferior a la del Congreso, del 72,39%, casi cuatro puntos menos de abstención que en 2011.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine