El reparto de escaños hace casi imposible la reforma constitucional

Los partidos que defendieron en la campaña una modificación de la Carta Magna no podrán impulsar ninguna sin el PP

22.12.2015 | 01:24

Aunque la reforma constitucional fue uno de los argumentos de fondo de casi todos los partidos, salvo el PP, en la campaña, lo cierto es que tocar la Carta Magna se convierte en tarea titánica con la actual composición del Congreso de Diputados y del Senado. Sea cual sea el ajuste que en esta legislatura que comienza quiera efectuarse sobre la Constitución requerirá el concierto de los cuatro principales partidos y en cualquier caso con el respaldo del Partido Popular.

La Constitución establece que cualquier reforma deberá contar con tres quintos del Congreso y otro tanto del Senado. Los tres partidos que han reclamado cambios en la Carta Magna durante la campaña (PSOE, Podemos y Ciudadanos) no obtendrían en el Congreso la cifra necesaria aun poniéndose de acuerdo en el contenido. El PP ha obtenido más de dos quintos en el Congreso y cuenta con mayoría absoluta en el Senado, con lo que ninguna iniciativa podrá salir adelante sin los populares.

Cabría la posibilidad de que, incluyendo al PP, tres de los cuatro principales partidos sacasen adelante una modificación constitucional. Sin embargo, no sería un trámite directo. La Carta Magna establece también que las modificaciones deban someterse a referéndum ciudadano si así lo solicitan la décima parte de los integrantes de cualquiera de las cámaras. En esa alianza hipotética a tres para reformar la Constitución, el cuarto en discordia tendría la fuerza suficiente como para exigir que el cambio se sometiese al juicio de los ciudadanos.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine