Elecciones 20 D

Uno de cada tres votos que pierde el PP y la mitad del PSdeG se concentra en las ciudades

Los socialistas son la tercera fuerza más votada en 18 concellos, en 14 lidera En Marea y NÓS gana en uno - Los populares logran en Galicia el quinto mejor resultado

22.12.2015 | 02:30
Uno de cada tres votos que pierde el PP y la mitad del PSdeG se concentra en las ciudades

El PP gallego se desangra por las ciudades, tocado de muerte por las mareas que suben como la espuma en las urbes. La coalición de Podemos, Anova y Esquerda Unida duplicó en solo siete meses el respaldo obtenido en las pasadas elecciones municipales por las plataformas ciudadanas presentadas en las ciudades. La debacle de los populares ha sido generalizada, pero en el rural, sobre todo en la provincia de Ourense, resiste mejor. Por el contrario, en las urbes pierde el 28% de los votos que había conseguido en 2011 (73.561 sufragios) y además este retroceso se extiende a las villas medias. El PSdeG, que mantiene el tipo con seis escaños, pierde 110.000 votos, la mitad de ellos en las ciudades, aunque consigue ser el más votado en 19 ayuntamientos del rural.

EEl PP deja de ser el más votado en 25 concellos. Hace cuatro años los populares eran el partido con más respaldo en 306 municipios. Ahora el PP cede terreno a favor de En Marea y PSdeG-PSOE. Los socialistas logran apoyo mayoritario en 18 ayuntamientos cuando en 2011 solo encabezaban la lista de más votados en un total de siete. La coalición de Podemos, Anova y Esquerda Unida se convierte en la fuerza con más apoyos en otros 14 concellos y a NÓS solo le queda el consuelo de liderar en el concello ourensano de Vilar de Santos. En Allariz, tradicional fortín del Bloque, el Partido Popular se convierte en la fuerza más votada pese a que pierde respaldo electoral. La coalición integrada por los nacionalistas obtiene un 24% de apoyo en este concello ourensano (frente al 39% de las últimas generales) y En Marea le pisa los talones con el 22% de apoyo.

ELos populares pierden 73.500 votos en las ciudades. De los 260.000 votos que los populares se dejaron por el camino desde las últimas generales, un tercio se concentró en las ciudades: un total de 73.561 sufragios. Las urbes serán clave para inclinar la balanza en las próximas elecciones autonómicas a favor de una fuerza o de otro y suelen anticipar además el futuro escenario electoral. Dos años antes de que el PP gallego se hiciera con el gobierno de la Xunta, habían conseguido aumentar su respaldo en las ciudades consiguiendo las Alcaldías de A Coruña, Santiago y Ferrol. En los comicios celebrados ayer la mayor sangría de votos populares la sufrió Vigo, más de 23.000 papeletas menos, aunque en términos porcentuales fue Ferrol la urbe más perjudicada con quince puntos menos (del 47,9% pasaron al 32,5%).

ELa derecha pierde fuelle en las villas medias. El voto en las ciudades es más numeroso y hace más daño pero es en las villas medias donde la caída de respaldo electoral fue más abrupta. Si en Galicia el retroceso electoral fue de quince puntos, en algunos de estos municipios semiurbanos el desplome llegó a los veinte puntos. En la provincia de A Coruña las mayores debacles, por encima veinte puntos, se dieron en Arteixo, Coirós, Corinstanco, Malpica, Moeche, Oroso, Ponteceso, Ribeira y Sobrado.

EOurense, el segundo mejor resultado del PP en España. Sigue siendo la joya de la corona para el Partido Popular gallego. Aunque en esta provincia los populares perdieron un escaño y 30.000 sufragios, es su mejor resultado. No solo en Galicia, sino que es la segunda provincia española donde los populares obtuvieron mayor respaldo electoral (44,9%), solo por detrás de Ávila (46,2%). En la comparativa por comunidades, Galicia resultó ser la quinta por más apoyos y la sexta con menor descenso en el número de votos.

EEl PSdeG se ruraliza. Si el PP retrocede en el voto urbano pero se mantiene como el más votado en la ciudades (salvo en Vigo), al PSdeG lo arrinconan al tercer puesto en todas. De los 110.000 votos que bajó desde 2011, un total de 55.462 los perdió en las urbes. No resistió la caída ni siquiera en las ciudades en las que gobierna. En Vigo fue superado por En Marea y PP y perdió 16.400 papeletas. Pero en Lugo, feudo además del actual secretario xeral del PSdeG, Xosé Ramón Gómez Besteiro, no puede presumir de un mejor balance: pierde 5.400 votos y su respaldo electoral cae del 32,2% al 21,1%. Por el contrario, consigue sus mejores resultados en pequeños concellos, sobre todo del interior de Lugo.Así es el más votado en Camariñas, A Capela y Dumbría (en A Coruña); A Fonsagrada, Negueira de Muñiz, Ourol, Pedrafita do Cebreiro, Pol y Ribeira de Piquín (Lugo); Calvos de Randín, Carballeda de Avia, Castrelo do Val, Entrimo, A Mezquita, Parada de Sil y Petín (Ourense); y, en Pontevedra, Fornelos de Montes y A Illa de Arousa.

ECiudadanos aventaja a NÓS en Ourense y Pontevedra. El BNG, integrado en la candidatura NÓS, no solo desaparece del Congreso sino que pierde 113.500 votos y en las provincias de Ourense y Pontevedra cae al quinto puesto entre las fuerzas más votadas adelantada por Ciudadanos. Su descalabro no tiene paliativos. En la ciudad de Pontevedra, gobernada por el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, solo obtiene el 6,4% de los votos frente al 15,4% de los anteriores comicios generales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine