Feijóo cuestiona que los exsenadores pidan el finiquito y PSOE y En Marea los apoyan

Ningún partido solicitará a sus exrepresentantes en la Cámara alta que renuncien a la indemnización de 8.345 euros en la legislatura más breve - Catorce son gallegos

03.06.2016 | 19:10

El presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, mostró ayer su contrariedad porque los exsenadores que dejaron el acta el pasado mes de mayo al disolverse la Cámara alta hayan reclamado la indemnización que se ofrece a los parlamentarios con motivo del fin de legislatura y que asciende a 8.345 euros. Esta cantidad equivale al sueldo que habrían percibido en el tiempo transcurrido entre el 3 de mayo, cuando se disolvió el Senado, y el 26 de junio, la cita para las elecciones generales. "Es un cuestión muy opinable", valoró Feijóo al término del Consello de la Xunta, sobre todo porque ha sido una legislatura muy breve y además todos ellos, salvo sorpresa, volverán a ocupar los escaños. No obstante, no quiso pronunciarse sobre si deberían rechazar la compensación. El PSdeG y En Marea avalan sin reservas que sus exsenadores soliciten esta especie de indemnización por despido ya que se trata de un derecho amparado por ley. Por tanto, ningún partido demandará que se renuncie a esta retribución.

En toda España fueron 181 los exrepresentantes del Senado los que pidieron esta remuneración. Solo 13 renunciaron -de los que diez son del PP--, dado que el resto, los que forman parte de la Diputación Permanente -el único órgano que se mantiene entre legislaturas-, no tienen derecho a esta indemnización pues siguen cobrando su nómina habitual. En esta situación se encuentran José Manuel Barreiro, José Crespo, Paula Prado, Carmen Leyte -los cuatro del PP- y el socialista Ricardo Varela. Los restantes catorce exsenadores gallegos -cuatro por provincia más tres de designación autonómica- sí reclamaron los 8.345 euros, a razón de una indemnización de 154,54 euros por día. Diez son del Partido Popular, dos del PSdeG y otros dos de En Marea.

Feijóo recordó que la indemnización es un derecho de los exrepresentantes asistido por el reglamento de la Cámara alta, pero no se mostró muy de acuerdo con ejercerlo, sobre todo por tratarse de una legislatura que no duró ni medio año. "Que tras una legislatura corta, cortísima, la gente pida esta indemnización es una cuestión muy opinable", dijo, ante lo cual precisó que la mayoría de los que renunciaron en España son exsenadores del PP. En contraposición, enfatizó que todos los de Podemos la solicitaron, lo que acredita la intención de sus representantes de "ejecutar al máximo todos los derechos". "Pero yo digo a todos, de Podemos y del PP, que es muy opinable", sentenció. Preguntado si él renunciaría a esta compensación, dio evasivas. "Si alguna vez soy diputado o senador, le pido que me haga esa pregunta".

El PSdeG apoya que sus exsenadores reclamen la retribución, ya que atribuyen esta decisión al ámbito personal y además condicionada a que los beneficiarios no perciban otros ingresos, ni públicos ni privados. "Es una indemnización transitoria que recoge el reglamento el Senado y a la que por ley pueden acogerse los senadores que no tienen relación contractual y por lo tanto, no tienen derecho a ninguna otra prestación. Está estipulada y por tanto pueden acogerse a ella como una decisión personal, dependiendo de las circunstancias de cada uno", señalan desde la gestora del PSOE gallego.

En Marea sostiene que "no hay ningún problema" en que sus dos senadores soliciten la compensación, pues aunque no tengan ya escaño, siguen con la actividad política y además tuvieron que dejar sus trabajos previos para incorporarse a la Cámara alta. "En su día abandonaron sus puestos de trabajo para presentarse en las listas y no tienen derecho al paro ni a otras prestaciones", aseguran desde la coalición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine