Campaña en la calle

La candidata del PSOE al Congreso, Pilar Cancela, descarta "la posibilidad" de que Unidos Podemos lidere un Gobierno de cambio

16.06.2016 | 18:16
La candidata al Senado María Aparicio, con una chaqueta marrón.

La cabeza de lista de la papeleta del PSOE en la provincia de A Coruña, Pilar Cancela, explicó ayer que su partido no pone vetos "a nadie" y que eso lo convierte en el único con "capacidad para hablar con unos y otros", según explicó en el Desayuno Electoral organizado por la Asociación de la Prensa.

"La responsabilidad es nuestra, de las organizaciones políticas", declaró ayer, aunque matizó que "unos tienen un poco más de responsabilidad que otros", ya que cree que actuaron por "estrategia electoral y personal".

Respecto a los posibles pactos para la formación de Gobierno tras el 26 de junio, el PSOE se negó ayer a aclarar a quién daría su apoyo para la investidura en caso de no liderar la alternativa al Partido Popular, como también lo hizo su líder, Pedro Sánchez, en el debate televisivo a cuatro, con los cuatro principales candidatos a la Presidencia del Gobierno. "No barajamos esa posibilidad, ese cambio va a estar pilotado por el Partido Socialista", declaró Cancela. "Nosotros somos capaces de llegar a acuerdos y a posiciones en común, tenemos más afinidad con fuerzas de izquierda, pero para formar una alternativa, podemos hablar con otras fuerzas que compartan nuestros posicionamientos", resumió.

Acusó a Podemos de haber tomado "una determinada estrategia" para plantear "una serie de dificultades" que no le parecen "planteamientos serios" porque considera que "la voluntad para llegar a un acuerdo era evidente que no existía". Considera que "no se va a dar" el "objetivo de Unidos Podemos de superar al PSOE en las urnas, añadió.

En el aniversario de las primeras elecciones democráticas de España, el número dos de la candidatura socialista, Ricardo García Mira, recordó que había sido el PSOE el que universalizó la educación y la sanidad. Señaló que los socialistas tienen "el firme compromiso de restablecer el sistema sanitario público frente a las políticas de los recortes" impuestos por el Gobierno del líder del PP, Mariano Rajoy.

El PP centró ayer sus actos de campaña en el barrio de Monte Alto y en Adormideras. El número uno de la lista del Congreso de la formación, Miguel Lorenzo, acudió junto con militantes y simpatizantes al barrio para recorrer sus calles y mantener encuentros con los vecinos y trabajadores de la zona. Por la mañana, en el mercado y, por la tarde, en la cafetería La Competencia. A primera hora, Lorenzo visitó también la Escuela de Hostelería. Lo hizo junto a la candidata al Senado María Aparicio, con Juan de Dios Ruano y la portavoz del PP en María Pita, Rosa Gallego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine