Podemos no se lo explica

El partido pospone la autocrítica hasta detectar las causas del mal resultado - Garzón asegura que les hubiera ido peor por separado

28.06.2016 | 01:33
Dos periodistas abordan a Iglesias al terminar la reunión del partido.

Podemos no se lo explica. La ejecutiva del partido se reunió ayer para analizar los resultados del 26-J, un mal resultado si se tienen en cuenta la expectativas de sorpasso al PSOE creadas por las encuestas tras su alianza con IU. Pablo Iglesias ni siquiera compareció en la rueda de prensa, que esta vez ofreció el secretario de Organización, Pablo Echenique. Quizá porque la formación morada todavía no ha detectado los errores que ha podido cometer para justificar la pérdida de 1,2 millones de votos.

Claro que, como el que no se consuela es porque no quiere, el líder de IU, Alberto Garzón, no se privó de decir que, de haber concurrido por separado, y no como Unidos Podemos, les habría ido peor, porque el voto se hubiera fragmentado.

El caso es que ni Podemos ni IU tienen una explicación para lo ocurrido. O al menos una única explicación: mismo número de escaños que obtuvieron por separado el 20 de diciembre (71) y más de un millón de papeletas menos. Garzón acudió ayer incluso al Brexit: cualquier cosa menos admitir la influencia que ha podido tener, entre los votantes tradicionales de IU, la decisión de concurrir a las urnas de la mano de Iglesias. Así que, para Garzón, hay que pensar que Unidos Podemos sigue siendo una buena idea que sólo hay que estudiar cómo mejorar para futuras contiendas en las urnas.

También Echenique situó la salida del Reino Unido de la UE entre las posibles causas del fracaso de la formula de Unidos Podemos. Eso, la euforia generada por los sondeos y la "campaña del miedo", con el añadido de los ataques que recibieron del PSOE y que a su juicio terminaron por "engordar" a la derecha.

En la ejecutiva hubo muchas opiniones, "cada una y su contraria", pero lo que Podemos necesita ahora es hacer un análisis "científico", y hasta que ese estudio demoscópico esté listo, el partido de los politólogos opta por posponer la autocrítica.

No lo ve así el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, que no dudó ayer en atribuir el resultado de su partido a dos causas: una campaña en la que se hizo más hincapié en el marketing que en las ideas y, para completar, el "infantilismo" en que incurrieron sus correligionarios al creerse lo que decían las encuestas "amables".

Y ya hay críticas tras el fracaso, porque el sector afín al número dos, Íñigo Errejón, agrupado en torno al canal de Telegram Pueblo, Patria, Podemos (1.200 militantes) asegura que el pacto con IU fue un "lastre".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine