Las víctimas exigen a ETA la rendición sin concesiones en una marcha en Madrid

"Queremos oír que se disuelve, entrega las armas, reconoce el dolor causado y se disculpa ante todos los españoles", demanda Teresa Jiménez Becerril, eurodiputada del PP y hermana de un concejal asesinado

 01:04  
Familiares muestran imágenes de las víctimas de ETA durante la concentración de ayer en Madrid. / chema moya
Familiares muestran imágenes de las víctimas de ETA durante la concentración de ayer en Madrid. / chema moya 

AGENCIAS | MADRID Miles de personas se concentraron ayer en Madrid, nueve días después de que la banda terrorista ETA anunciara un cese definitivo de su actividad armada, para exigir justicia y reclamar que no haya ningún tipo de concesión a los terroristas, que "deben rendirse sin condiciones" y pedir perdón a las víctimas que causaron desde que comenzaron a atentar en junio de 1968.

Al acto, convocado por la asociación Voces contra el Terrorismo, acudieron representantes del PP como el portavoz del grupo popular en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja; el eurodiputado Carlos Iturgaiz, el presidente del comité electoral nacional, Miguel Arias Cañete, o la diputada Cayetana Álvarez de Toledo, así como el presidente de Asturias y del partido Foro Asturias, Francisco Álvarez Cascos.

Pasadas las 13.00 horas, comenzó la concentración, bajo el lema "Frente a la impunidad, Justicia", guardando un minuto de silencio por todas las víctimas en la plaza de la República Dominicana de Madrid, junto al monumento a las víctimas en el lugar donde ETA asesinó a doce guardias civiles el 14 de julio de 1986.

Tras los aplausos y los gritos de los asistentes de "no estáis solos", una de las víctimas señaló que están "orgullosos" de vivir en un país en el que se paga por los crímenes y en el que "no triunfa la impunidad, sino la ley".

"Casi un millar de víctimas no son solo un numero", exclamó esta participante, al tiempo que el medio centenar de víctimas que la acompañaban en el escenario mostraban carteles con distintas cifras y los daban la vuelta para enseñar las fotos de sus familiares cuando decía: "tienen cara, tienen nombre, pero no tienen voz porque se la quitaron".

A continuación, tomaron la palabra la madre de Irene Villa, María Jesús González, y la de la niña de 6 años que murió en el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Santa Pola (Alicante) en 2002, Toñi Santiago, quienes relataron varios de los atentados perpetrados por ETA.

Sus intervenciones fueron interrumpidas en varias ocasiones por aplausos y gritos de "asesinos, asesinos", y entre sus peticiones, ambas mujeres exigieron justicia y que no haya ningún tipo de concesiones a los terroristas.

"No olvidaremos su pasado cuando se sienten en el Congreso amparados por una marca blanca y con la complicidad del Gobierno y del Tribunal Constitucional", dijo González, que quiso dejar claro que en esta historia "escrita con la sangre" de casi un millar de personas hay "vencedores y vencidos".

El discurso de Toñi Santiago fue uno de los momentos más emotivos de la concentración, ya que, entre sollozos, relató el atentado que costó la vida de su hija aquel 4 de agosto de 2002, lo que hizo que muchas de las víctimas no pudieran contener sus lágrimas.

"Jamás nos cansaremos de pedir, frente a la impunidad, justicia", gritó al concluir su intervención, tras la que se hizo un homenaje a todos los caídos de España depositando una corona de laurel junto a una bandera de España y sonó una canción de homenaje a los caídos.

Teresa Jiménez Becerril, eurodiputada del PP y hermana del concejal sevillano Alberto Jiménez, asesinado por ETA junto a su esposa en 1998, fue la siguiente en participar en el acto y subrayó que el comunicado de la banda de hace nueve días "no era el que querían oír".

"Nosotros queremos oír que ETA se rinde sin condiciones, se disuelve y entrega la ramas, reconoce el dolor causado y pide perdón a todas sus víctimas y a todos los españoles", comentó la eurodiputada.

El presidente de Voces contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, concluyó el acto agradeciendo el apoyo mostrado a las víctimas para llevar a cabo la "revolución cívica". Gritos de "Viva España" y el himno nacional pusieron el cierre al acto que congregó a miles de personas en Madrid, al que también asistieron los presidentes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo y de Dignidad y Justicia.

El lehendakari, Patxi López, recibirá la próxima semana al Consejo Vasco de Participación de las víctimas del terrorismo, dentro de la ronda abierta por el presidente del Gobierno vasco tras el anuncio de ETA de cesar definitivamente su actividad armada.

Las mismas fuentes indicaron que el lenhendakari acudirá al encuentro, que, inicialmente está establecido para el jueves, con la intención de "escuchar" los planteamientos de las víctimas tras el anuncio realizado por la banda armada.

Enlaces recomendados: Premios Cine