Mas convocará hoy las autonómicas, que concibe como antesala de la independencia

El PSC cree que la lista de CDC y ERC habrá fracasado si no saca 70 de los 135 diputados - El Gobierno espera no tener que intervenir

03.08.2015 | 01:41
Artur Mas, la pasada semana.

El presidente catalán, Artur Mas, firmará hoy, lunes, el decreto de convocatoria de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre. Las elecciones llegan rodeadas de enfrentamientos, entre las siete candidaturas que concurren, sobre el carácter plebiscitario que les otorgan los soberanistas, cuya intención es declarar unilateralmente la independencia en caso de victoria, aunque esta solo se cifre en escaños. Todos los partidos coinciden, sin embargo, en definir las elecciones como "históricas" o "las más importantes" celebradas en Cataluña hasta la fecha.

En todo caso, Mas convocará los comicios mediante un "decreto normal" y "jurídicamente inatacable", según avanzó, ya que "formalmente serán unas elecciones autonómicas" para evitar una impugnación por el Gobierno, que ha anunciado que examinará con lupa el decreto de convocatoria.

Otra cosa distinta, ha avisado el propio Mas, es "cómo se entenderán políticamente" los comicios, ya que para las formaciones independentistas "serán un plebiscito por la libertad y la soberanía de Cataluña". La convocatoria pondrá fin a ocho meses de espera desde que Mas la acordara junto a ERC y las principales entidades independentistas, poco después de la consulta soberanista del pasado 9 de noviembre. En estos ocho meses, Cataluña ha ido de sacudida en sacudida. Buena prueba de ello es que la federación CiU haya saltado por los aires tras 35 años de vida en común o que no repita ninguno de los cabeza de lista de las elecciones de 2012.

Mas (CDC) y Oriol Junqueras (ERC) se presentarán en cuarta y quinta posición de la lista conjunta que han montado bajo el nombre de Junts pel Sí, en la que suman sus fuerzas con entidades civiles soberanistas. La lista estará encabezada por el exeurodiputado de ICV Raúl Romeva, aunque Mas volverá a ser el candidato a la Presidencia.

El líder vecinal Lluís Rabell encabezará Catalunya Sí que es pot, que agrupa a Podemos e ICV-EUiA, mientras que Inés Arrimadas releva a Albert Rivera al frente de la candidatura de Ciutadans. El líder del PSC, Miquel Iceta, se estrenará como cabeza de lista, al igual que en el PP lo hará el exalcalde de Badalona Xavier García Albiol, polémico por su perfil xenófobo, que sustituye a Alicia Sánchez-Camacho. El periodista Antonio Baños será el número uno de la CUP (izquierda radical independentista) y el exconseller Ramon Espadaler será el candidato que liderará las filas de Unió (UDC).

El objetivo de la lista independentista Junts pel Sí es lograr "una mayoría amplia y sólida", afirmó ayer el coordinador general de CDC, Josep Rull, quien sostuvo que de ello depende el reconocimiento internacional de Cataluña como Estado. El socialista Iceta advirtió por su parte a Mas de que cualquier resultado de Junts pel sí que no supere los 70 diputados con los que cuentan actualmente CiU y ERC será "un fracaso". Iceta no matizó que entre esos 70 diputados hay 13 de Unió.

Desde el Gobierno, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, confió, en una entrevista con Europa Press, en que "el sentido común de los catalanes y de las instituciones de Cataluña" evitará que se llegue a "una situación de crisis y conflicto" que obligue a aplicar el artículo 155 de la Constitución, que faculta al Ejecutivo para intervenir una comunidad autónoma.

Catalá explicó que si tras los comicios catalanes, el Gobierno de la Generalitat adopta decisiones para las que no tiene competencias, como una declaración unilateral de independencia, se recurrirá al Tribunal Constitucional. Si el Govern incumpliera las decisiones del alto tribunal y siguiera adelante, argumentó Catalá, "es ahí donde pueden surgir delitos de desobediencia y prevaricación" que lleven a una intervención de la autonomía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine