La Generalitat insinúa que las autonomías uniprovinciales pidieron devolver Sanidad

Pedro Sánchez asegura que Rajoy perdió el tren de la reforma de la Constitución

19.08.2015 | 00:52
Pedro Sánchez, ayer.

El consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, desveló ayer que durante el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud diversas comunidades autónomas pidieron al Gobierno que recuperara algunas de sus competencias de Sanidad para no tener que hacerse cargo ellas.

Ruiz no concretó de cuáles se trata, pero destacó que algunas de las comunidades uniprovinciales conciben el traspaso de determinados servicios como un "gasto" difícil de financiar que no desearían tener.

El socialista Pedro Sánchez afirmó, por su parte, con ironía, que lo alegra que el presidente del Gobierno acepte ahora afrontar una reforma constitucional, pero aseguró que "el tiempo de Mariano Rajoy" se ha agotado y que el PP la verá desde la oposición en la próxima legislatura. Sánchez respondió así a la apertura de Rajoy en sus declaraciones de este verano a afrontar una reforma de la Carta Magna, asunto que el PP estudia incluir en su programa electoral con vistas a las generales.

Sánchez dijo que las declaraciones del presidente son "una enmienda a la totalidad" de la posición de su propio Gobierno. El fundador de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, consideró que "el tema catalán" no se resuelve a través de una reforma constitucional y que la solución pasa por "una disposición adicional que reconozca la especificidad de la identidad de Cataluña".

El dirigente de Podemos, Íñigo Errejón, afirmó que en un país "plurinacional" como España los catalanes deben decidir solos sobre su futuro en una votación vinculante, aunque a su juicio el entramado constitucional hace "muy difícil" que ese "derecho a decidir" se "materialice". Añadió que su partido quiere que los catalanes sigan en España, pero con el "pegamento" del "respeto" y la "seducción" que, a su juicio, es la única "solución".

Errejón apuntó a la fórmula de Escocia -donde se celebró un referéndum sobre su integración en el Reino Unido- y recalcó que Podemos no tiene ningún miedo a las urnas, una idea que resumió con la frase "No queremos que os vayáis, pero queremos que esa decisión la toméis vosotros".

Mientras, el candidato de la CUP, Antonio Baños, aseguró que el presidente Artur Mas chantajeó a las entidades civiles soberanistas con no convocar las elecciones del 27-S si no se unían a su lista, afirmación que fue negada por la Asamblea Nacional Catalana y Omnium Cultural.

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, desveló que hasta el momento hay 170.000 inscritos para la marcha de la Diada. La cifra es ligeramente superior al ritmo de años anteriores, pero "insuficiente" para llenar la avenida Meridiana. Hay 81 tramos con baja ocupación, lo que representa tres kilómetros, el 60% de la vía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine