Una investigación a CDC por corrupción irrumpe en la precampaña del 27-S

El juez ordena registrar las sedes del partido liderado por Artur Mas y de su fundación para buscar pruebas del pago de 'mordidas' de la constructora Teyco

29.08.2015 | 00:41
Agentes de la Guardia Civil introducen en un coche el material incautado en la sede de la fundación Catdem.

La Guardia Civil practicó ayer registros en un despacho de la sede central de Convergència (CDC) y en la de su fundación, Catdem, ambas en Barcelona, así como en cuatro ayuntamientos catalanes gobernados por el partido de Artur Mas, en el marco de una investigación sobre el pago de comisiones ilegales de la constructora Teyco a la formación que ha irrumpido en la precampaña de las elecciones autonómicas del 27-S, a las que CDC, formando parte de la candidatura Junts pel Sí, concurre con la aspiración de declarar la independencia en el plazo de año y medio.

Los agentes registraron durante casi ocho horas la sede de Catdem, a la que el juez sospecha que Teyco pagó comisiones del 3% del importe de obras públicas municipales, la mayoría de ellas financiadas con fondos del Estado procedentes del plan Zapatero entre 2009 y 2010 (Plan E).

Los fiscales Anticorrupción José Grinda y Fernando Bermejo, acompañados de agentes de la Guardia Civil, entraron hacia las 13.00 horas en la sede central de CDC, situada en la calle Córcega de Barcelona.

Según informaron a Efe fuentes cercanas al caso, además de la sede de Catdem, en la calle Casp de Barcelona, la Guardia Civil recogió información en los consistorios de Lloret de Mar y Figueres (Girona) y Sant Celoni y Sant Cugat del Vallès (Barcelona), en todos los casos por delitos contra la administración pública.

Los registros, llevados a cabo junto a la Fiscalía Anticorrupción y que incluyen también el domicilio del extesorero de CDC Daniel Osàcar, se engloban en la denominada operación Petrum 2 y, según estas mismas fuentes, no se prevén detenciones.

De confirmarse estos hechos, la Fiscalía vería corroboradas las sospechas incluidas en la pieza separada número 3 del caso Torredembarra sobre los nexos entre el alcalde del municipio Daniel Masagué y la financiación irregular de CDC.

La Audiencia de Tarragona acordó el pasado 11 de agosto dejar en libertad con cargos, con una fianza de 600.000 euros, al exconsejero delegado de la constructora Teyco Jordi Sumarroca, que permanecía encarcelado desde el pasado 24 de julio, tras su detención en una operación contra la corrupción y el blanqueo. Sumarroca, hijo de uno de los fundadores de CDC, abandonó la cárcel tras depositar la fianza de 600.000 euros que le impuso la Audiencia de Tarragona.

Por otra parte, la Guardia Civil se llevó del Ayuntamiento de Lloret de Mar (Girona) el expediente de un contrato por 1,7 millones de euros adjudicado a la constructora Teyco de Jordi Sumarroca en 2009, cuando el municipio era gobernado por el exdiputado convergente Xavier Crespo.

Según informaron fuentes municipales, los agentes entraron en la sede del Consistorio hacia las 10.30 horas con una orden judicial de incautación del expediente de contratación relativo a las obras que la constructora Teyco ejecutó en el parque urbano Can Xardó de Lloret de Mar.

Un Land Rover de la Guardia Civil llegó también hacia las 10 de la mañana al Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y los agentes se llevaron "documentación administrativa" municipal.

También la Guardia Civil requisó el expediente de contratación de la construcción del edificio Sax Sala de Sant Celoni (Barcelona), obra realizada en 2009 por la empresa Teyco, según explicó el alcalde de la ciudad, Francesc Deulofeu (CiU).

Asimismo, y según informó la alcaldesa de Figueres, Marta Felip, agentes de la Guardia Civil, acompañados de un secretario judicial, acudieron a la sede de este Consistorio poco después de las 10 de la mañana y la abandonaron tres horas después, con cuatro cajas precintadas con documentación relativa a un contrato de 2009 por valor de 1,7 millones de euros adjudicado a Teyco para construir una piscina cubierta, cuando era alcalde el ahora conseller Santi Villa.

Ante estos hechos y a un mes de las elecciones catalanas, el coordinador general y número dos de CDC, Josep Rull, denunció el "espectáculo mediático" que a su juicio son los registros, y lamentó que la Fiscalía haya querido "entrar en campaña antes de hora" para "interferir" en el proceso soberanista catalán.

Rull aseguró que están "comprometidos con la justicia y la transparencia" pero denuncia que la actuación haya sido conocida antes por los medios de comunicación que por la parte afectada, por lo que, a su juicio, "el objetivo es buscar un espectáculo mediático antes de unas elecciones trascendentes" como las catalanas del 27S.

Por contra, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, instó a CDC a que "no busque culpables fuera de sus filas" y "se preocupe más de lo que pasa dentro de ellas". Sáenz de Santamaría insistió además en el "victimismo" habitual de los dirigentes de Convergència.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine