La CUP advierte de que no hará descarrilar el proceso, aunque evitará investir a Mas

Un sondeo sitúa a Junts pel Sí a uno o dos escaños de la mayoría absoluta - Mas y Junqueras perderían cuatro o cinco actas respecto al resultado por separado en 2012

20.09.2015 | 02:25
Pedro Sánchez y Miquel Iceta, ayer, en el mitin de los socialistas en Tarragona.

Sabiéndose ya claves para que el proceso hacia la independencia de Cataluña siga adelante, la CUP advirtió ayer de que no hará nada para hacerlo "descarrilar", por más que al mismo tiempo asegure que hará "todo lo posible" para evitar que el número cuatro de Junts pel Sí, Artur Mas, vuelva a presidir la Generalitat después de las elecciones del próximo día 27. Según una encuesta difundida ayer por El País, la lista que encabeza Raül Romeva, y en la que Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras, ocupan el cuarto y el quinto puesto, ha registrado en las últimas semanas un importante avance respecto a sondeos anteriores y se sitúa, con 66 o 67 diputados, al borde de la mayoría absoluta (68). En las elecciones de 2012, CDC -que entonces hacía tándem con UDC en CiU- y ERC obtuvieron 50 y 21 asientos, respectivamente.

Pese a que esta encuesta otorga a Junts pel Sí seis diputados más que la del CIS (60-61), una hipotética mayoría absoluta independentista en el Parlament que surja del 27-S sigue dependiendo de la CUP, que cosecharía 10-11 actas en vez de las ocho que le concedía el CIS.

El candidato de los soberanistas antisistema, Antonio Baños, explica que su partido "está entre dos topes": "Haremos todo lo posible para que Mas no sea president, pero también que nadie dude de que nunca haremos ni parar ni descarrilar el proceso hacia la independencia; al contrario, somos el acelerador". Baños entiende que en Cataluña no hay un "régimen presidencial" y que, por tanto, el nombre del futuro presidente de la Generalitat "no es decisivo" e incluso "es irrelevante". El número uno de la CUP apuesta por un gobierno de concentración con un presidente "de consenso", y no ve a Mas con ese perfil. Para Baños, CDC, el partido de Mas, es un "lastre" para el proceso porque es una formación con "sombras", por su forma de gobernar "autonomista" y por los casos de presunta corrupción en los que se ha visto envuelto, con militantes imputados y sedes embargadas.

Entre tanto, en un mitin de campaña en Tarragona, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, dijo que la reforma de la Constitución que su partido propone será "difícil y larga", pero garantizará "un periodo de convivencia de 30 años" más, no como la independencia de Mas y Junqueras, que ofrecen soluciones "mágicas" pero "imposibles". Sánchez se ha dirigido por carta a 200.000 militantes para que contacten con conocidos suyos en Cataluña y les transmitan las propuestas de los socialistas; sobremanera, que no quieren "una España sin Cataluña ni una Cataluña sin España".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine