Un sabotaje paraliza durante nueve horas la alta velocidad en Cataluña

Cuarenta trenes y 13.000 viajeros se vieron afectados, incluido el presidente de Renfe, en el corredor entre Madrid y la frontera francesa

09.10.2015 | 01:11
Viajeros afectados en la estación del Camp de Tarragona.

Los primeros indicios recogidos por los grupos de investigación de los Mossos d'Esquadra apuntan a que el corte de los cables de fibra óptica de la vía del AVE entre Vilafranca del Penedès y Gelida que ayer paralizó el servicio de alta velocidad en Cataluña fue un acto de sabotaje.

La circulación de 40 trenes de alta velocidad quedó paralizada durante nueve horas, lo que afectó a unas 13.000 personas que viajaban o debían hacerlo en tren por el corredor Madrid-Barcelona-frontera francesa.

El caos se adueñó de la estación de Sants, en Barcelona, donde la habitual gran afluencia de viajeros se multiplicó al tener que acoger a personas que debían viajar en la alta velocidad y no podían hacerlo por esta incidencia.

También se vivieron colas y nervios en la estación del AVE del Camp de Tarragona, donde algunos viajeros comprobaron, con sorpresa, que los autobuses que supuestamente debían trasladarlos a Barcelona solo llegaban hasta Tarragona, desde donde tuvieron coger un tren de media distancia hasta la ciudad condal.

Ni siquiera el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, se libró de esta situación al encontrarse en un tren parado en Zaragoza a la espera de que se solucionara la incidencia en Cataluña.

La hipótesis que hace pensar que se trató de un sabotaje se refuerza por el hecho de que es la primera vez que se cortan cables de fibra óptica, que son los que hacen posible la comunicación y de servicio de seguridad para la circulación de los trenes de alta velocidad. Se da, además, la circunstancia de que este cable no lleva cobre y no tiene ningún valor crematístico en el mercado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine