Detenidos en Madrid tres yihadistas del Estado Islámico listos para atentar en España

Interior asegura que el grupo, de nacionalidad marroquí, estaba muy organizado y tenía fácil acceso al mercado ilegal de armas - Pretendían atacar como 'lobos solitarios'

04.11.2015 | 01:34
Detención de uno de los tres yihadistas, en el barrio madrileño de Vallecas.

La Policía Nacional detuvo ayer en Madrid -en el poblado chabolista de la Cañada Real, conocido como el supermercado de la droga, y en el barrio de Vallecas- a tres supuestos yihadistas marroquíes vinculados al grupo Estado Islámico (EI), que mantenían contactos por internet con desplazados a Siria, con quienes, según el Ministerio del Interior, se estaban coordinando para atentar en Madrid. Según el responsable de ese departamento, Jorge Fernández Díaz, con las detenciones se han evitado atentados en España en "próximas fechas".

La operación, siempre según Interior, ha permitido desarticular una célula "extremadamente radicalizada" que se componía de los tres marroquíes, con tarjeta de residencia en España, que "habían asumido totalmente la disciplina y el ideario terrorista". El operativo se ha desarrollado "de forma urgente dado que", según Interior, "los integrantes de la célula, muy imprevisibles en sus reacciones, presentaban indicadores de máximo riesgo y se había detectado su voluntad plena de pasar a la acción" y perpetrar atentados.

Los tres hombres, de entre 26 y 29 años, llevaban ya tiempo residiendo en España con sus familias y habían tenido trabajos temporales como recogedores de cartón y hierro. A diferencia de otros yihadistas detenidos en España, no tenían intención de viajar a Siria o Irak sino que estaban en contacto por internet con desplazados y con otros yihadistas radicados en España.

En estos contactos, añadieron las fuentes, los detenidos se habían ofrecido a ejecutar atentados en Madrid como lobos solitarios. Interior asegura que el grupo estaba muy organizado y jerarquizado, y cada uno de sus componentes tenía designado un papel determinado. Así, uno estaba integrado en el EI; otro actuaba como adoctrinador al servicio del primero, mientras que el tercero es un adoctrinado.

Uno de los detenidos residía en el barrio de la Cañada Real, en Rivas-Vaciamadrid, y, según las investigaciones policiales, tenía fácil acceso al mercado ilícito de todo tipo de armas, lo que agravaba la situación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine