Nueva constitución, sí o sí

06.11.2015 | 01:01
Nueva constitución, sí o sí

El último barómetro del CIS, realizado a primeros de octubre, repite el ranking de los cuatro partidos con mayor expectativa de voto: PP con el 29'1%, PSOE con 25'3, Ciudadanos con 14'7 y Podemos con 10'8. Los tres primeros suben ligeramente y el cuarto baja. Si la encuesta fuera más reciente, tal vez mejoraría el porcentaje de los populares por la firmeza verbal del Gobierno frente al separatismo y los encuentros de Rajoy con los demás partidos, los agentes sociales y algunos barones autonómicos. Esta subida puede crecer, o hundirse, según se comporten los hechos en que han de desembocar las palabras. A su vez, la tendencia negativa de Podemos registraría una inflexión ante fichajes como el de la magistrada Rosell en Las Palmas de Gran Canaria y el del general exjemad José Julio Rodríguez, progresistas de sólido prestigio y demócratas de toda confianza.

El ritmo acelerado del "golpe de Estado civil", como Alfonso Guerra apostrofa el procés catalanista, influirá para bien o para mal en las tendencias de voto de unos comicios sin precedentes. El Tribunal Constitucional ya ha sido interpelado por los recursos del PP, el PSC y Ciudadanos. Las reacciones separatistas a la impugnación de la insurgencia descubrirán el nivel de eficacia de la vía jurídica o el imperativo de volver a la política en condiciones peores que hace dos años y mucho peores que en los últimos meses. Por el momento, lo más agresivo contra el procés es la negativa de CUP a votar la investidura de Mas, rechazo ya formalizado ante la indescriptible Forcadell, presidenta del Parlamento. ¿Quién habría de presidir el gobierno? ¿El dócil Romeva, que encabezó la lista a sabiendas de su exclusión para el cargo? ¿El astuto Junqueras, recolector de la costosísima y desnaturalizadora siembra de Convergencia? Artur Mas ya parece fuera de juego, al que solo retornaría, triunfal, si un zafio "unionista" le llevase esposado a la cárcel.

Es muy valiosa la unanimidad antisecesionista de todos los partidos estatales con opción de gobierno tras las elecciones de diciembre. Según el CIS, la suma de porcentajes de la derecha (PP+Ciudadanos) rebasa en tres puntos la de la izquierda (PSOE+Podemos+IU). En el panel de los líderes, ninguno llega al aprobado y Pedro Sánchez supera a Rajoy en más de un punto. Todo es confuso y todo puede cambiar sustancialmente si, de aquí al 20 de diciembre, siguen rampantes los de la secesión sin que ni los tribunales ni la negociación política de emergencia les hagan desistir de la "desconexión" unilateral que hasta el mismo lendakari Urkullu cree imposible. De momento, lo único seguro es el enfoque de la próxima legislatura en términos constituyentes, quiéranlo o no las filas conservadoras. El país ha llegado al borde de la ruptura y pide a gritos un nuevo pacto constitucional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine