La investidura de Mas, pendiente de una asamblea de los anticapitalistas de la CUP

Antonio Baños reclama a Junts pel Sí una nueva propuesta de acuerdo para la legislatura para someterla a sus bases y rechaza ahora hablar de candidatos

20.11.2015 | 01:53
Antonio Baños, en la rueda de prensa de ayer.

Las dificultades de Artur Mas para convertirse de nuevo en presidente de la Generalitat de Cataluña entraron ayer en una nueva fase. En respuesta a las presiones que desde CDC viene recibiendo en los últimos días, la CUP reclamó a Junts pel Sí a una nueva propuesta para someterla a sus bases como paso previo a respaldar al futuro jefe del Ejecutivo catalán. Del rechazo a dar su apoyo a Mas, los anticapitalistas de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) han pasado a no hablar de candidatos y a centrarse en el acuerdo de legislatura.

En una rueda de prensa con sus nueve compañeros, el presidente del grupo parlamentario de la CUP, Antonio Baños, atacó ayer las voces "neoautonomistas" en CDC y ha rechazado tanto los "chantajes" sobre la investidura de Artur Mas, como que los convergentes vuelvan a la ambigüedad sobre la independencia. Esa fue su respuesta a las críticas vertidas por figuras de relieve de CDC, como Andreu Mas-Colell o Francesc Homs, por las exigencias de los anticapitalistas para lograr un acuerdo de investidura. La CUP rechaza esas presiones y piensa someter a votación en una "asamblea nacional abierta", convocada para el próximo 29 de noviembre, la propuesta formal que les plantee Junts pel Sí (JxSí). La asamblea será "una cita importante y muy definitiva", según la diputada de la CUP, Gabriela Serra. A diferencia de ocasiones anteriores, ningún representante de la formación ha negado su disposición a investir a Mas bajo ciertas circunstancias y condiciones. Los parlamentarios de la CUP rechazaron ayer avanzar el nombre de candidato destinario de su respaldo. "La propuesta tiene que venir para ver la persona que podría ser investida. Cuanto antes lo tengamos, antes lo solucionaremos", apuntó Gabriela Serra. Las elecciones generales del 20 de diciembre carecen de toda influencia en este proceso catalán, según Baños, quien ha subrayado que "trabajamos para cumplir con un mandato y lo que pase en esas elecciones a nosotros no nos preocupa, porque no nos presentamos y estamos por otras cosas".

El antiguo socio de Convergencia, el líder de Unió, Josep Antoni Duran mostrós ayer su desagrado ante la perspectiva de que el desbloqueo de la investidura del futuro presidente de la Generalitat pase por una asamblea de los republicanos anticapitalistas. Para Duran,actualmente existen dos posibilidades: "O hay un Govern que depende de la CUP, o no hay Govern y nuevas elecciones". Con cualquiera de las dos opciones, Cataluña está condenada a "un periodo de inestabilidad, incertidumbre e ingobernabilidad" y criticó las declaraciones contradictorias de JxSí y la CUP, a quienes acusó de dar a entender que habrá acuerdo y después insinuar lo contrario. "Esto es nocivo para Cataluña y tiene responsables con nombres y apellidos y los ciudadanos lo saben perfectamente", añadió, aunque también criticó la estrategia inmovilista del Estado.

Duran avanzó que el Govern y el Gobierno central tienen "una asignatura pendiente a partir del día 20, que es sentarse, resolver y dar a Cataluña una respuesta".

"Si Mas hubiera buscado una alternativa a la CUP y se hubiera sentado con otros grupos, podría haber una perspectiva diferente", concluyó el representantes de Unió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine