El Gobierno impone condiciones especiales a Cataluña para darle 3.000 millones de euros

El Ministerio de Hacienda fiscalizará que los fondos asignados se destinen a liquidar deudas con proveedores y no sirvan para "veleidades independentistas"

21.11.2015 | 02:03
Montoro, en primer término, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer.

El Gobierno ha impuesto a la Generalitat condiciones "especiales" para que los 3.034 millones de euros de excedente del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para Cataluña se destinen a las deudas contraídas con proveedores y no a "veleidades independentistas". Esto no supone la "intervención" de las cuentas catalanas por parte del Estado, según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, si bien reconoció que estas condiciones se deben a las "circunstancias políticas que está viviendo Cataluña".

La Generalitat respondió de inmediato a estas exigencias. El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, advirtió de que si las nuevas condiciones impuestas a Cataluña para acceder al FLA "incluyen criterios políticos", el Gobierno catalán "lo denunciará en todas las instancias donde pueda denunciar". En contra de las afirmaciones de Montoro, Mas-Colell subrayó que la Generalitat ya está "intervenida", y se pregunta: "¿Qué más quieren?". A lo que añadió que quizás la intención última del Ejecutivo central sea "colapsar administrativamente" los servicios catalanes con estas nuevas demandas de información sobre el destino de los recursos.

En la práctica, el Ejecutivo quiere que la Generalitat atienda con estos fondos en primer lugar las deudas relacionadas con "servicios públicos fundamentales", de forma que reduce el poco margen de maniobra que aún tenía el Gobierno catalán.

Entre otras medidas, el interventor de la Generalitat deberá dar cuenta mensualmente de la ejecución del gasto del Govern y sus entes al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que aprobará los desembolsos "operación por operación". El desembolso de los nuevos 3.034 millones será por tramos y se abonarán, "única y exclusivamente", cuando la Generalitat cumpla adecuadamente con todas las medidas adicionales de control específico que recoge el acuerdo de la Comisión Delegada. Asimismo, se desembolsarán "directamente a favor de los correspondientes proveedores y otros acreedores, contra facturas o vencimiento, y en ningún caso a la Generalitat". Con estos 3.000 millones adicionales, Cataluña ha recibido casi 53.000 millones de los fondos de liquidez autonómicos previstos por el Gobierno en el periodo 2012-2015.

El Círculo de Economía se pronunció ayer con una especial contundencia contra la resolución independentista aprobada por el Parlament y pidió que tras las elecciones generales se promueva una "reforma política" para dar respuesta al "amplio malestar social" que hay en Cataluña con el actual modelo de Estado. Este influyente lobby empresarial advierte de que "la ruptura de la legalidad" implica "efectos negativos ciertos y objetivos en las decisiones empresariales de inversión así como en la localización de sedes corporativas en Cataluña". Desde la CEOE, su presidente, Juan Rosell, matizó que sólo hay "algunos casos puntuales" de empresas que se marchan de Cataluña por el proceso soberanista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine