La división en el seno de la CUP complica el desbloqueo de la investidura de Mas

Las diferencias internas sobre el apoyo al ahora presidente amenazan con fracturar la organización anticapitalista, según reconocen algunos de sus dirigentes

26.11.2015 | 01:03

La investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat choca con un nuevo obstáculo. Las diferencias de criterio entre los grupos que integran la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) amenazan con hacer imposible el desbloqueo de la elección del nuevo jefe del Ejecutivo. La propia integridad de la organización anticapitalista estaría en peligro, según reconocen algunos de sus dirigentes, si no se resuelven estas discrepancias internas.

La organización juvenil independentista Arran, integrada en la CUP, se sumó ayer al rechazo a la investidura de Artur Mas por ser un "freno" para el independentismo y "sinónimo" de "impunidad ante la corrupción", "recortes" y "precariedad de las clases trabajadoras". Arran entra así en un debate abierto ya públicamente por otras organizaciones integradas en la CUP, como Endavant, de la que forma parte la diputada Anna Gabriel, número dos del grupo parlamentario y Poble Lliure, que de cara a la asamblea que la formación antisistema celebrará el próximo domingo ya mostraron diferencias respecto a la posibilidad de investir a Mas. Las diferencias internas se perciben incluso en el seno del propio grupo parlamentario de la CUP, que preside Antonio Baños. Un diputado de dicho grupo, Benet Salellas, advierte que el debate "Mas o marzo" (fecha de unas posibles elecciones anticipadas) puede llevar a la formación a una "situación de fractura". "Si alguien quiere romperla la CUP y nos plantea el debate en estos términos, realmente la ruptura puede producirse", advirtió el parlamentario.

En una nueva vuelta de tuerca argumental para conseguir el apoyo de la CUP, Artur Mas recalcó ayer que las elecciones catalanas dieron a JxSí y no a la organización anticapitalista el liderazgo para formar gobierno: "Que las decisiones las tome la CUP y JxSí vaya detrás de la CUP en estas decisiones no es lo que votó la gente", apuntó el presidente en funciones. Si se altera esta lógica durante las negociaciones se "perjudicará gravemente" al proceso soberanista, ya que , en su opinión, mucha gente que ahora lo apoya dejará de hacerlo. Mas recordó que incluso ha ofrecido a la CUP entrar en el futuro Ejecutivo, pero lo han rechazado: "No tendría ningún inconveniente para que entren, pero también entiendo que digan que no".

El todavía presidente de la Generalitat insiste en que la autonomía catalana ha dejado de existir hace tiempo, por lo que Cataluña está ahora "en una batalla de supervivencia" que tiene que culminar con un Estado propio.

Podemos y el referéndum

Podemos incluirá en su programa electoral la celebración de un referéndum en Cataluña. Así lo anticipó ayer el secretario político y número dos de la organización, Íñigo Errejón, quien ante las "dudas generadas", han querido "cortar de raíz especulaciones" y recoger de forma explícita esta cuestión en su programa electoral. Podemos ha añadido un párrafo en su propuesta sobre el derecho a decidir en el que afirman que promoverán "la convocatoria de un referéndum con garantías en Cataluña para que sus ciudadanos y ciudadanas puedan decidir el tipo de relación territorial que desean establecer con el resto de España".

Inconstitucional

A las fricciones entre el Gobinero central y la Generalitat por el control del dinero del fondo de compensación autonómico se añade desde ayer otro problema administrativo. El Tribunal Constitucional ha anulado un artículo de la Ley de la Agencia Tributaria de Cataluña en el que se establece la integración en los cuerpos de inspectores de la Generalitat de los funcionarios del Estado que prestan servicio en entes de la administración catalana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine