La CUP exige un candidato alternativo a Mas tras la victoria "de las izquierdas"

Convergència se reafirma en que el presidente catalán en funciones sea investido y responde a los antisistema que el resultado de las elecciones del 20-D "no condiciona"

22.12.2015 | 01:24
Antonio Baños, portavoz de la CUP.

La CUP emplazó ayer a Junts pel Sí (JxS) a que, vista la victoria en las generales en Cataluña de la izquierda y de partidos "independentistas y autodeterministas", concluya el proceso de conversaciones de investidura con una oferta de un "amplio consenso" que incluya un candidato alternativo a Artur Mas.

La CUP, que no concurrió a los comicios generales, lanzó este mensaje en un comunicado tras conocer que En Comú Podem había logrado la victoria en Cataluña, seguida de ERC, mientras que Democràcia i Llibertat (CDC) había quedado cuarta tras el PSC.

La formación antisistema e independentista negocia con Junts pel Sí (CDC y ERC) la investidura de Mas como presidente de la Generalitat, después de que la CUP votase en contra de investir a Mas en el primer pleno de la legislatura, a partir de lo cual se abrió a negociar en segunda vuelta la investidura junto a un plan de choque de emergencia social.

Según explicó la CUP en su nota, el hecho de que las dos primeras fuerzas en número de votos en Cataluña el 20-D sean En Comú Podem -que defiende un referéndum de autodeterminación- y ERC "confirma un mapa electoral protagonizado por las formaciones de izquierdas".

"Ante los buenos resultados de las formaciones de izquierdas y progresistas independentistas y autodeterministas, la CUP emplaza a Junts pel Sí a concluir el proceso de conversaciones con una oferta que incluya una presidencia alternativa que pueda generar un amplio consenso y también a mejorar la propuesta en relación a plan de choque", señalaron los "cuperos", que creen que una opción distinta a Mas tendría "más posibilidades" de recabar el apoyo de su militancia.

De la mano

Los cuperos recordaron que "el independentismo y el cambio social van de la mano, y sólo así conseguiremos sumar nuevos agentes políticos y sociales a la ruptura y al proceso constituyente", por lo que llamó a En Comú Podem a sumarse a la vía independentista.

"Los resultados de las elecciones en Cataluña evidencian el viraje de los votantes independentistas hacia la izquierda. Por una parte, ERC se ha situado como la primera fuerza independentista, con un resultado que triplica los resultados que obtuvieron en 2011. Por otra parte, DiL (la fórmula con la que CDC concurrió a las elecciones generales) ha caído de los 16 diputados que obtuvo en los comicios estatales del 2011 a los 8 actuales", resume la CUP en el comunicado.

Asimismo, el buen resultado obtenido por En Comú Podem significa "un amplio apoyo a una fuerza que ha defendido claramente la necesidad de un referéndum para que la población catalana se pueda expresar libremente en las urnas", recuerda la CUP, aunque los antisistema creen que "el único camino posible es la unilateralidad para hacer irreversible la construcción de la República catalana".

La CUP debe valorar y votar de forma definitiva la propuesta de Junts pel Sí a la investidura en una "asamblea nacional" que la CUP celebrará en Girona el próximo domingo.

"Si la oferta de Junts pel Sí varía en el sentido de proponer un president de consenso, ésta tendrá más posibilidades de que sea ampliamente aceptada por la militancia y simpatizantes", subrayan los cuperos.

De su lado, el cabeza de lista de Democràcia i Llibertat (DiL) a las generales, Francesc Homs (CDC), se reafirmó en que Artur Mas debe volver a ser presidente de la Generalitat y avisó a la CUP de que el resultado de las elecciones del 20-D "no condiciona" este asunto.

Lo dijo este lunes en la rueda de prensa posterior al comité ejecutivo nacional de CDC, horas después del comunicado de la CUP que insiste en que JxS ofrezca una "presidencia alternativa" a la del actual presidente en funciones y líder de CDC.

Homs consideraría "sorprendente" que unas elecciones como las generales, en las que la CUP afirma que no había que participar, puedan condicionar el escenario catalán, e insistió en que la formación del nuevo Gobierno de la Generalitat debe depender exclusivamente de un acuerdo en el Parlament.

Además, recordó que la CUP ya ha anunciado que decidirá este domingo en asamblea entre cuatro escenarios, dos los cuales pasan por investir a Mas, por lo que Homs concluye que ahora no tendría sentido retomar el veto a la reelección del presidente en funciones.

Recordó también Homs que está previsto que esta semana "finalice la negociación" entre Junts pel Sí y la CUP, y el desenlace tendrá su punto culminante el domingo en Gerona, cuando los militantes de la CUP deben decidir su postura en una asamblea con voto secreto.

El partido que lidera el presidente en funciones manda un doble mensaje: el proceso soberanista debe continuar en los mismos términos -la formación del Govern y la aplicación de la hoja de ruta de secesión-, pero no hay que descartar jugar un papel en el Congreso en beneficio de los postulados independentistas.

El candidato pronosticó que las posibilidades de un referéndum son bajas, pero utilizó la misma expresión que Artur Mas empleó la noche electoral del domingo para defender que los soberanistas no pueden autoexcluirse de posibles negociaciones en el Congreso, sobre todo la del referéndum: "Se abren ventanas interesantes desde el punto de vista de Catalunya", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine