Los barones del PSOE imponen condiciones duras a Sánchez para negociar con Iglesias

Buena parte de la dirección socialista exige que Podemos renuncie al referéndum en Cataluña - El congreso del partido se convierte en otro frente de pugna interna

28.12.2015 | 02:03

Las espadas llegan en alto a la reunión de hoy del Comité Federal del PSOE, aunque con una paz temporal. Los presidentes autonómicos socialistas marcaron ayer a Pedro Sánchez, durante un tenso encuentro en Madrid, límites claros para negociar conPodemos. El líder del PSOE y sus barones acordaron una resolución que permitirá a Sánchez explorar alianzas de gobierno si el PP no logra investir a Rajoy como Presidente. Pero aún quedó sobre la mesa un punto de fricción. Los afines a la presidenta andaluza, Susana Díaz, sostuvieron que no debe aplazarse el congreso del partido, previsto para febrero. Sánchez es partidario de retrasarlo hasta la primavera, lo que rechazan algunos dirigentes territoriales. Entre otras razones porque, de tener que repetirse las elecciones al no lograr Rajoy formar gobierno, ese congreso decidiría el candidato del PSOE. Este punto, sin acuerdo, podría acabar votado hoy por el Comité Federal.

Tras la reunión, Susana Díaz se mostró satisfecha y exigió al líder de Podemos, PabloIglesias, que renuncie al referéndum en Cataluña. "Si lo retira, entonces nos podremos sentar a hablar", recalcó.

Esta posición les pareció adecuada a los presidentes de Asturias, Javier Fernández, de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. La presidenta de Baleares, Francina Armengol, y los secretarios generales de Murcia, Rafael García Tovar, y de Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, sí estaban de acuerdo con la posición del secretario general.

No obstante, los barones dudan de que Sánchez pueda reunir los apoyos suficientes para formar un gobierno alternativo. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ya reconoció antes de la reunión que no le "sale la cuenta" de la mayoría para el gobierno "de cambio" que aspira a reunir Sánchez negociando, para empezar, con Podemos. García-Page pidió al PSOE que se ponga a "reflexionar", porque los socialistas obtuvieron un resultado con el que no pueden estar "contentos" ni "conformarse". Insistió en la necesidad de "descifrar el mensaje" que los ciudadanos dieron el 20-D, con "la mejor intención de anteponer los intereses de España" a los del partido. Pero, en caso de que no se consiga, dijo, "habrá que concluir que hay que repetir las elecciones".

Ese escenario alimenta la tensión por el calendario del próximo congreso del partido. Sánchez argumenta que organizar un congreso supondría una severa complicación al tiempo que se negocia con otros partidos, pero algunos barones temen que eso sea una excusa del secretario general del partido para llegar con respaldo como candidato a una hipotética segunda cita electoral. De fondo está la lucha por el control del partido a corto plazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine