Proceso soberanista

Convergència rechaza un candidato distinto a Mas

La ejecutiva de CDC aboga por reeditar JxS con ERC en los nuevo comicios a los que está abocada Cataluña

05.01.2016 | 14:13
Artur Mas y CdC no ceden
Play
Convergència rechaza un candidato distinto a Mas

El presidente de la Generalitat en funciones y líder de CDC, Artur Mas, ha afirmado hoy, en sus primeras declaraciones tras el veto de la CUP a investirlo de nuevo presidente, que está "con ganas de plantar cara a Madrid y a las fuerzas de aquí que no lo ponen nada fácil".

Artur Mas ha hecho estas afirmaciones al entrar a la sede central de Convergència en Barcelona, en donde esta mañana se ha reunido con los miembros del comité ejecutivo nacional del partido, que ha rechazado plantear un candidato alternativo a Mas para ser investido presidente de la Generalitat.

El presidente de la Generalitat ha llegado caminando a la sede de Convergència en la calle Còrsega, donde le esperaba una nube de cámaras y medios de comunicación.

Ante el veto de la CUP y la posibilidad de un nuevo adelanto electoral en Cataluña, un periodista ha preguntado a Mas, que no se ha parado a hacer declaraciones: "¿Está tranquilo?". A esto, Mas ha respondido a los periodistas: "Estoy tranquilo, con ganas de plantar cara a Madrid y a las fuerzas de aquí que no lo ponen nada fácil", en alusión implícita a la CUP.

"¿Elecciones en marzo?", se le ha vuelto a preguntar a Mas, a lo que el presidente de la Generalitat en funciones ha contestado con un lacónico: "Esperaros a la ejecutiva" de CDC.

CDC rechaza un candidato alternativo a Mas

Precisamente, la dirección de CDC ha rechazado por "unanimidad" plantear un candidato alternativo a Artur Mas como presidente y ha abogado por reeditar Junts pel Sí con ERC en los nuevos comicios a los que parece abocada Cataluña, según ha informado su coordinador general, Josep Rull.

"CDC, como integrante de Junts pel Sí (JxS), no propondrá ningún otro nombre que no sea el del presidente Artur Mas" para la investidura, ha afirmado Rull en una rueda de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva del partido, en la que ha arremetido contra la "falta de madurez" y de "responsabilidad" de la CUP.

Tras la decisión de la CUP de no apoyar la investidura del líder de CDC, Rull ha insistido en que, por parte de CDC, "no se ha modificado la voluntad de investir a Artur Mas como candidato a la presidencia de la Generalitat".

"Y a partir de aquí, como desde el primer momento, la pelota, después de haber negociado a fondo, continua en manos de la CUP y si no la tendrán los ciudadanos", ha añadido en alusión a las nuevas elecciones en marzo.

Rull ha recordado que mañana el presidente en funciones comparecerá en el Palau de la Generalitat para "hablar de elecciones" y que será él quien concrete si será de nuevo el cartel de CDC, una opción que en todo caso el coordinador general del partido no ha descartado.

Al mismo tiempo, ha anunciado que mañana se reunirá el grupo parlamentario de Junts pel Sí, que aúna CDC y ERC en el Parlament, para analizar la situación.

Rull ha afirmado que CDC "explorará" la formula de una candidatura "amplia con ERC e independientes", como la de JxS para el 27S, de cara a las elecciones de marzo -que no serían un plebiscito aunque sí una "segunda vuelta"-, pero ha admitido que este proyecto aún no lo han discutido con Esquerra.

"¿Por qué nos han hecho perder el tiempo?"

Ha criticado que la CUP haya "decidido que es más importante la ideología que la independencia" después de una negociación de tres meses con Junts pel Sí: "¿Por qué nos han hecho perder el tiempo?", ha exclamado.

Rull ha tildado a la CUP de "espectadores" e "interlocutores pasivos" en la negociación y ha avisado de que, ante el reto de la independencia, "la peor actitud es la pasividad. Les ha dado miedo asumir responsabilidad", ha apostillado.

"No se puede construir sin responsabilidad de compromisos y asunción de riesgos por pactar con quien piensa diferente", ha añadido el número dos de CDC, que ha acusado a la CUP de provocar que ya "no sea operativa" la mayoría absoluta independentista de 72 diputados en el Parlamento catalán.

En este sentido, ha denunciado que con el "veto" a Mas, la CUP "se convierte en la gran aliada de los poderes fácticos del Estado que quieren echar" al actual presidente en funciones.

Para Rull, "el problema no es el presidente Mas" sino que las "riendas" del proceso soberanista se las quede la CUP, que tiene, ha recalcado, 10 diputados en el Parlament frente a los 62 de JxS.

El dirigente convergente ha recalcado que el rechazo ayer de la CUP a Mas es un 'no' a toda CDC: "Nos sentimos interpelados de forma coral por este 'no', es un 'no' a todo lo que podemos representar nosotros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine