La CUP presume de enviar al líder de Convergència "a la papelera de la historia"

11.01.2016 | 00:57

La dirección de la CUP ratificó ayer por la mañana por una amplia mayoría del 73,3% el acuerdo con Junts pel Sí (JxS) que permitió la investidura de Carles Puigdemont, aunque un 15% de los miembros del consejo político de la formación lo rechazó.

También se acordó que los dos diputados que, en cumplimiento del acuerdo con JxS, dimitirán son Julià de Jodar y Josep Manel Busqueta, que serán sustituidos por Mireia Vehí y Joan Garriga.

El diputado Benet Salellas afirmó que con el acuerdo suscrito con JxS "hemos enviado a Mas a la papelera de la historia". Y definió al líder de CDC como "la piedra que no dejaba avanzar al país".

En este sentido, Salellas lanzó un aviso a JxS: "La CUP tendrá la mano tendida para la construcción de la república, pero el puño cerrado con los recortes".

Críticas de Colau

De su lado, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, atribuyó el acuerdo a que CDC y Artur Mas tienen "pánico a convocar elecciones, tienen miedo a poner las urnas".

La regidora barcelonesa calificó como "legítimo" el acuerdo, pero cree que "nace con dificultades" y es complejo e inusual" y, "personalmente", piensa que tiene relación con las elecciones generales del 20-D, que, en Cataluña, CDC "perdió".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine