Arranca la legislatura más plural

Diego acapara la atención

Polémica por el gesto de la compostelana Carolina Bescansa, de Podemos, que dio el pecho a su bebé en el hemiciclo para "visibilizar" el problema de muchas madres

14.01.2016 | 00:41
La congresista compostelana Carolina Bescansa, ´número tres de Podemos´, sentada en el hemiciclo junto a Errejón con su bebé en brazos.

Diego, el bebé de cinco meses de la número tres de Podemos, la compostelana Carolina Bescansa, se convirtió ayer en el centro de todas las miradas de la sesión de constitución de las Cortes. Desde que entró en el hemiciclo y, sin protestar ni llorar ni una sola vez a lo largo de las casi cinco horas de sesión, el pequeño ha pasado de brazo en brazo y ha recibido las carantoñas de diputados de diferentes formaciones, incluyendo las de los compañeros de filas de su madre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

Bescansa, que ha defendido la decisión de llevar a su hijo al Congreso para "visibilizar los problemas de conciliación familiar y laboral" le ha dado el pecho en varias ocasiones e incluso ha bajado a votar las cuatro veces con el pequeño en brazos, y solo cuando ha tenido que acatar la Constitución lo ha dejado al cuidado de un compañero.

La presencia del bebé acabó convirtiéndose en la comidilla de la Cámara. De hecho, en un momento determinado la vicepresidenta primera del Congreso, la 'popular' Celia Villalobos, se ha acercado a Bescansa para decirle que en la Cámara hay una guardería "fantástica" que podía utilizar.

Carolina Bescansa defendió el derecho que tiene todo el mundo a criar a sus hijos "como pueden y quieren" y reconoció haber disfrutado del "privilegio" de no haber tenido que separarse de su bebé desde que nació.

A la dirigente de Podemos le ha sorprendido que sea noticia el hecho de que una madre acuda a su trabajo con su bebé cuando hay millones de personas que cuidan niños, enfermos y ancianos todos los días, una situación -ha dicho- que hay que hacer visible.

Sobre la posibilidad de utilizar la guardería que la Cámara pone a disposición de funcionarios y diputados, Bescansa ha insistido en que aún está dando de mamar a su niño y, por tanto, "no puede comer otra cosa".

Diputados del PP acusaron a Bescansa de "haber instrumentalizado a su hijo con fines políticos" y "para conseguir portadas al día siguiente".

La presidenta de la Fundación Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, ve "desafortunado" el gesto, aunque "seguramente la intención es buena" porque considera que "lo que hace es fomentar la idea de que son las mujeres las que deben seguir asumiendo el cuidado de los hijos de manera principal". La socialista Iolanda Pineda, que en 2012 fue la primera política en asistir a su escaño en las Cortes Generales con su bebé, cuando era senadora del PSC, ha considerado hoy que se debería "normalizar" la maternidad en la política y ha restado importancia a la anécdota de ayer en el Congreso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine