Carrera por la presidencia del Gobierno

Rajoy declina someterse a la investidura pero espera reunir votos para ser candidato

El líder de los populares quiere evitar que el plazo para unas nuevas elecciones empiece a correr tras ser rechazado - El rey Felipe VI iniciará de nuevo las consultas a los partidos

23.01.2016 | 02:23
Mariano Rajoy, ayer en la rueda de prensa tras entrevistarse con el Rey.

Mariano Rajoy declinó ayer la propuesta del Rey de someterse a la investidura para ser de nuevo presidente del Gobierno. Fue en el encuentro final de la ronda de contactos del monarca con los partidos para formar un nuevo Ejecutivo. Pero la de Rajoy no es una renuncia definitiva, tal como hizo saber después al señalar que mantiene su aspiración a repetir como presidente del Gobierno y espera conseguir los votos necesarios para ello. Sin embargo, aclaró, quiere evitar que tras el previsible rechazo a su candidatura empiece a correr el plazo de dos meses para la convocatoria de unas nuevas elecciones.

"No renuncio a nada, no he dicho no a mi investidura, le he transmitido (al Rey) que todavía no tengo los apoyos". En estos términos matizaba ayer el presidente en funciones una decisión inédita en la democracia española: que el número uno del partido ganador de las elecciones renuncie a intentar ser jefe del Ejecutivo. Una decisión más sorprendente si cabe después de que la víspera, el jueves a última hora, Rajoy acallara los rumores sobre su posible renuncia asegurando sentirse con "todas las fuerzas" para someterse al debate en el Congreso. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se arrogaba ayer el mérito de este, por ahora, paso atrás del presidente en funciones atribuyéndolo a su oferta al PSOE de gobernar coaligados hecha por la mañana durante su encuentro con el Rey. El presidente en funciones reconoce que esa propuesta influyó en su decisión porque "contaría con muchos más votos a favor" que la suya y sobre todo "muchos menos votos en contra".

"Yo no estoy en condiciones de obtener en el día de hoy una mayoría en la Cámara", se explicaba ayer Rajoy, para quien la investidura es mucho más que un "trámite", que no debe cumplirse sin garantías para evitar que empiece a correr el plazo de dos meses desde la primera votación, tras el que habría que convocar nuevas elecciones si no hay Gobierno. "No lo voy a hacer por respeto a los más de siete millones de votos que ha tenido el PP en las elecciones", afirmó.

Pese al reiterado rechazo de sus socios potenciales, Mariano Rajoy volvió a defender tras pasar por la Zarzuela su propuesta para una coalición de tres partidos -PP, PSOE y Ciudadanos- y descarta que los populares puedan sustituirlo por otro candidato a encabezar un Gobierno. Insistió en que es muy importante "respetar la voluntad de la gente", que eligió "con claridad" al PP como partido más votado con él como número uno.

Tras la sorprendente decisión de Rajoy, Felipe VI emprenderá una nueva ronda de consultas con los partidos políticos, a partir del próximo miércoles.Después de esos nuevos contactos, el monarca podrá proponer de nuevo a Mariano Rajoy o al candidato de otro partido, momento en el que volverá a llamar al presidente del Congreso, Patxi López, para comunicarle su decisión. De acuerdo al artículo 99 de la Constitución, López convocará el pleno de investidura del Congreso, para el que tampoco hay un plazo temporal definido, partir de la propuesta del Rey.

Lo ocurrido ayer puede ser la tónica de un nuevo tiempo político en el que se van a vivir "muchas circunstancias inéditas", asegura el presidente del Congreso, Patxi López. La decisión de Rajoy de no presentarse todavía a una sesión de investidura al no contar con los apoyos suficientes demuestra, según López, que el escenario político tras el 20-D, sin mayorías claras, obliga a "hablar mucho". "Es un tiempo nuevo en la política de este país, y esto nos tiene que hacer entender que hace falta hablar mucho", aseguró en el Congreso tras regresar de Zarzuela donde Felipe VI le comunicó que el presidente del Gobierno en funciones declina presentarse como candidato al Ejecutivo. López, convencido de que estos días se volverán a vivir más situaciones "inéditas", afirmó que ha visto al Rey en su papel, "asumiendo la responsabilidad" que tiene para intentar en una nueva ronda de consultas que haya un candidato al Gobierno. No ha querido hacer pronósticos de si en esa segunda ronda, que empezará el miércoles, el monarca podría proponer al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, teniendo en cuenta la oferta que ayer le puso sobre la mesa el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para formar también gobierno con IU.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine