El PSOE sugiere un Gobierno en solitario, al que Podemos rechaza dar su apoyo

La desconfianza entre socialistas y el partido de Iglesias dificulta los intentos de aproximación

26.01.2016 | 00:50
El Rey y Patxi López, durante su encuentro de ayer.

PSOE y Podemos son dos potenciales socios de gobierno separados por la mutua desconfianza. Así lo dejaron ayer en evidencia los socialistas al mostrar su preferencia por gobernar en solitario, mientras que Podemos rechaza respaldar a un Ejecutivo del que no forme parte.

Fue el líder del PSOE quien puso nombre a lo que distancia a su partido del de Pablo Iglesias al señalar que no encabezará "un gobierno basado en la desconfianza" ni "a cualquier precio". "La preferencia del PSOE es, por tradición y por trayectoria, la de un gobierno en solitario", concretó más tarde el secretario de Organización del partido, César Luena. Podemos, sin embargo, "no cree en esa vía", según Iglesias. "De los partidos que han gobernado hasta ahora hay que fiarse poco" y la formación morada está dispuesta a "hacer política con ellos", pero no con "cheques en blanco" sino con una confianza que "se base en los hechos", asegura el líder de Podemos. Como garantía de que ese ejecutivo desarrolle sus políticas exige que entren a gobernar "equipos de personas que introduzcan savia nueva en los aparatos del Estado". Por ello no votarán a favor de Sánchez sin entrar en el Gobierno, un gabinete cuya composición debe guardar proporcionalidad con la representación parlamentaria de ambos socios, lo que supondría que "al menos la mitad" de los ministros y "por supuesto la vicepresidencia" sean para Podemos e IU, según el cálculo de Iglesias. Tampoco en eso hay acuerdo. Para el PSOE hay que hablar de "soluciones y no de sillones".

Cualquier pacto estará sujeto a filtros en ambas formaciones. Los términos de los acuerdos, con la composición del Ejecutivo, la "hoja de ruta de cambios constitucionales", el programa y las medidas a aplicar los primeros cien días se someterá al refrendo de los inscritos en Podemos, y su decisión será vinculante, según anticipó Iglesias.

La ejecutiva socialista "no tiene la obligación", según Luena, de someter el pacto al Comité Federal. Sin embargo, aclara que las decisiones de dirección y Comité Federal "siempre van a ir de la mano, en coherencia y concordancia".

El Rey cumplió ayer el trámite preliminar para el inicio de la ronda de contactos con los partidos al recibir al presidente del Congreso, Patxi López. Sobre el tiempo que se puedan prolongar esta serie de encuentros para buscar candidato a la Presidencia, López, considera que "por muy corta que se quiera hacer, lleva un tiempo y unos días".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine