El eclipse del rey de Xátiva

Alfonso Rus, que llegó en Ferrari a la Alcaldía y el martes viajó detenido en un Toyota, lo fue todo en el municipio valenciano

28.01.2016 | 01:06
Alfonso Rus con su Ferrari en 2005.

Alfonso Rus pasó el martes por una nueva estación del vía crucis que recorre desde que hace nueve meses estalló el escándalo de las grabaciones en las que aparecía contando billetes. El hombre del Ferrari que lo fue todo en su ciudad natal, la localidad valenciana de Xátiva, salió increpado por sus vecinos en un Toyota de la Guardia Civil. La soledad ha ido cercando al expresidente provincial. Pero hubo un tiempo en que Rus fue el Rey Sol de Xátiva. El Estado xativí era él. Era el alcalde, el presidente del club de fútbol local, el líder del PP de la ciudad, el máximo dirigente del PP provincial y el presidente de la Diputación de Valencia. Y hasta le tocaba la lotería: 625.000 euros en Navidad.

El pentapresident de 1,60 de altura crecía en aquello que realmente disfrutaba: el poder y la ostentación. Pero hace muy poco ya pudo vérsele sentado en un restaurante sólo con los más próximos y con aspecto desmejorado. Y ya desde antes se le veía poco por la calle. El Rey Sol había sufrido un eclipse. Ya era sólo un espectro de lo que fue. Y el martes, se cubría el rostro para evitar su imagen en el telediario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine