Las comisiones en el Ayuntamiento de Valencia destaparon la trama corrupta

Anticorrupción centró las pesquisas tras las grabaciones del gerente de Imelsa con una edil que evidencian que apartaron 5.000 euros de una comisión para el Partido Popular

01.02.2016 | 00:36
Rita Barberá con María José Alcón.

La investigación de la operación Taula empezó por el supuesto pago de mordidas en el Ayuntamiento de Valencia para la financiación del Partido Popular y después se extendió a Imelsa, según confirmaron fuentes cercanas al caso. La Fiscalía Anticorrupción centró las pesquisas en el Ayuntamiento de Valencia por la grabación del gerente de Imelsa entre 2007 y 2015, Marcos Benavent, con la exconcejala de Cultura de Valencia María José Alcón que revela que apartaron 5.000 euros de una comisión para el partido. Las mismas fuentes incidieron en que Marcos Benavent era el "recaudador" del partido.

La relación de María José Alcón con el exgerente de Imelsa se remonta a la etapa en la que Benavent fue colocado en la Fundació Jaume II El Just, a cuyo frente figuraba Vicente Burgos, exesposo de la exconcejala. En una conversación mantenida entre Alcón y Benavent el 23 de diciembre de 2005 presuntamente hablan del cobro de comisiones por adjudicaciones de la Mostra de València. "Solo hay un 2%: 9.000 euros (...) Para dos regalitos de Navidad y cuatro fiestas", dice la edil, que lamenta lo que considera un escaso beneficio si se considera que ella adjudicaba.

Agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil registraron en septiembre varias dependencias del Ayuntamiento de Valencia y se incautaron de expedientes y diversas facturas de la etapa en la que la edil María José Alcón llevaba las riendas de Cultura. Entre los asuntos bajo sospecha se encuentran la limpieza de las Torres de Serranos, la adjudicación del centro cultural La Rambleta, la remodelación de las Torres de Quart o las conversaciones vinculadas a la Mostra de Valencia.

Fuentes cercanas al caso subrayaron para destacar la importancia del Ayuntamiento de Valencia en el caso más allá del supuesto blanqueo en las últimas elecciones en que entre los detenidos esta semana está el cofundador y presidente del grupo Engloba, José Adolfo Vedri. Engloba, contratista en numerosas campañas de la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia, recibió la adjudicación del centro la Rambleta a través de la UTE Bulevar del Arte y la Cultura, participada, entre otras, por la constructora Cyes. Las grabaciones realizadas por Benavent contienen pasajes en los que el propio exgerente de Imelsa y María José Alcón, que adjudicaba el contrato planeaban el cobro de una comisión por esa concesión por veinte años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine