Aguirre niega que su dimisión sea un mensaje a Rajoy y descarta ser imputada

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, encabezará la gestora que dirigirá el PP madrileño hasta que se celebre el próximo congreso regional

16.02.2016 | 01:13
Aguirre, durante la rueda de prensa que ofreció ayer en Madrid.

La segunda rueda de prensa de Esperanza Aguirre en 24 horas dejó ayer en Madrid frases sobre la corrupción, Rajoy y el expresidente madrileño Ignacio González, además de dos "noes", seguidos con mucha atención: Aguirre no habló con el extesorero del PP Beltrán Gutiérrez después de que el pasado jueves la Guardia Civil se incautara de su ordenador. Tampoco piensa hacerlo en el futuro.

Gutiérrez -durante años el hombre de las cuentas de la Aguirre que el domingo aseguró no haber mirado nunca una cuenta- comparecerá en los próximos días en la Audiencia Nacional, después de haberlo hecho el pasado viernes ante la Guardia Civil. Según los especialistas en los entresijos del PP madrileño, Beltrán Gutiérrez es el hombre a seguir para saber si Aguirre tiene de verdad todos sus flancos cubiertos.

La expresidenta del PP madrileño se mostró ayer completamente segura de tenerlos, lo que la llevó a justificar su permanencia al frente del grupo municipal: "Me imputan constantemente, he estado imputada por decir que los de Podemos eran castristas (...). Por corrupción es por lo que no me van a imputar", aseguró, antes de subir la apuesta: "Estoy todos los días en los tribunales, no tengo fuero; fíjense si soy presa fácil para los jueces".

Aguirre aprovechó para asegurar que su dimisión no es en absoluto un mensaje al presidente Rajoy, aunque el domingo pronunció frases que fueron interpretadas como una invitación al presidente en funciones para que asuma responsabilidades políticas.

"No estoy para juzgar a nadie y mucho menos para aconsejar a nadie, no aconsejo", dijo, antes de negar que quiera mostrarle el camino al inquilino en funciones de La Moncloa: "De ninguna de las maneras, bastante tengo yo con enseñarme el camino a mí misma", dijo.

Aguirre admitió que su papel cotiza a la baja entre la dirección popular desde hace tiempo y dijo saber que no es "la niña de los ojos del PP nacional", al menos desde el Congreso de Valencia de 2008, en el que Rajoy, que acababa de perder por segunda vez frente a Zapatero, impuso su liderazgo frente a los críticos, encabezados por Aguirre.

Ya avanzada la tarde, la dirección nacional del PP decidió nombrar una gestora al frente del PP madrileño, que estará encabezada por la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes. La elección de Cifuentes la coloca en inmejorable situación para hacerse de modo estable con las riendas de la formación en el próximo congreso regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 
Enlaces recomendados: Premios Cine