Operación Topolino

A prisión sin fianza el dueño de Vitaldent, Ernesto Colman

La jueza envía a la cárcel a los cuatro principales implicados en la presunta red de fraude de la cadena

18.02.2016 | 17:38

La jueza de Instrucción número 2 de Majadahonda ha enviado a prisión incondicional sin fianza a los cuatro principales implicados en la red de fraude de la cadena de Vitaldent, entre ellos su propietario, Ernesto Colman, y el vicepresidente, Bartolomé Conde.

La medida se ha tomado a instancias del fiscal anticorrupción después de que la jueza haya tomado declaración a los principales responsables del fraude millonario destapado ayer por la Policía.

Diez de los trece detenidos ayer por la Policía Nacional en la operación contra el blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública, declaran hoy en el Juzgado de Instrucción número 2 de Majadahonda (Madrid), después de que los otros tres fueran puestos en libertad por la Policía.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional desplegó este martes la operación ante la sospecha de que el propietario de la cadena especializada en salud dental estaba exigiendo a sus franquiciados que le pagasen el 10 por ciento de lo acordado en metálico. Los investigadores cifran el fraude en torno a los 10 millones de euros.

Entre los detenidos en Madrid y en Torrevieja (Alicante), se encuentra también Vicente Samper, director comercial de Vitaldent desde 2005 hasta hace tan solo unas semanas y la persona encargada de la expansión de Vitaldent tanto en España como en Portugal, Italia o EEUU. En el marco de esta operación, la Policía ha incautado un avión, decenas de coches y varios de alta gama.

Según estas investigaciones, los arrestados formaban parte de un grupo organizado creado dentro de la estructura empresarial, diseñado para eludir el pago de impuestos a la Hacienda Pública, según la Policía. La Fiscalía, en un comunicado emitido este martes, habla incluso de "organización criminal" dirigida por el dueño de Vitaldent, Ernesto Colman.

El procedimiento que seguía la trama era desviar el dinero que recibían en metálico fuera de España, concretamente a Suiza y Luxemburgo. Luego ese dinero se reinvertía de nuevo en España. Se hacían con artículos de lujo, o creaban nuevos negocios, según los investigadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine