Las diputaciones provinciales en manos del PSOE se rebelan contra su supresión

Díaz asume que "habrá cosas que cambiar" pero defiende su papel "vertebrador"

26.02.2016 | 01:03

La propuesta de PSOE y Ciudadanos de eliminar las diputaciones provinciales ha revolucionado las filas socialistas, ya que casi todos sus presidentes en estas instituciones, que son 18, están radicalmente en contra de su supresión. Y todo ello a pocas horas de que comience la consulta a la militancia socialista para que se pronuncie sobre el pacto.

Sin embargo, el rechazo de los barones fue algo más tibio. La andaluza Susana Díaz defendió el papel de las diputaciones para "vertebrar y cohesionar el territorio", aunque admitió que "habrá cosas que hay que cambiar" porque "es lógico" que haya que "modernizar las instituciones".

De la misma forma, el valenciano Ximo Puig cree que las diputaciones, "concebidas como en el siglo XIX, ya no tienen sentido", por lo que pide que haya una "reformulación". Y por una "transformación profunda" se inclinó también el líder del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca.

También se pronunció el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ayer valoró la "costura constitucional" que significan las diputaciones y recordó que en la Constitución de 1978 se mantuvieron, por un acuerdo pactado entre el PSOE y UCD como "contrapeso" a las comunidades autónomas

El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, el más crítico, anunció que en la consulta interna votará contra el pacto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine