El día después del pacto PSOE-Ciudadanos

Puigdemont cree que el acuerdo "enquista" las relaciones con Cataluña

El líder del PSC llama a sus correligionarios a hacer un "esfuerzo de diálogo" para que Podemos no vote como el PP - Homs declarará el próximo viernes por el 9-N

26.02.2016 | 02:11
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no descartó ayer modificaciones en la hoja de ruta de la secesión en caso de que el nuevo Gobierno se avenga a celebrar un referéndum. Sin embargo, como esa posibilidad es expresamente rechazada en el acuerdo de legislatura que el miércoles presentaron PSOE y Ciudadanos, Puigdemont razonó que este pacto sólo "enquista" el "problema" catalán y las relaciones entre Madrid y Barcelona.

Dice que los acuerdos entre partidos "son legítimos y deseables en la cultura democrática", pero lamenta que el que han alcanzado el PSOE y C's no ahonde en el encaje de Cataluña en España.

Para Puigdemont, no hay "salida ni solución que no pase por el diálogo" y el Govern está sentado permanentemente en una mesa de negociación en la que nadie se sienta al otro lado. "Estamos esperando que alguien se siente, aunque sea para hacer un inventario de discrepancias", que ya no son los 23 puntos que le reclamó el anterior presidente del Govern, Artur Mas, al líder del Ejecutivo central, Mariano Rajoy. Aquellas 23 demandas "son ahora unas pocas más" y no van a ser objeto de ninguna negociación porque son de obligado cumplimiento y están amparadas por la ley.

Puigdemont advirtió que el proceso soberanista no culminará "sin que la gente lo valide a través de su voto" con más del 50% de los sufragios. Y recordó que el calendario de la secesión concluye con unas elecciones constituyentes y un referéndum para validar una constitución catalana.

Sin embargo, durante una entrevista en la cadena SER, Puigdemont aceptó que este calendario podría sufrir modificaciones si el nuevo Gobierno central pusiera sobre la mesa una consulta. "Creo que nos podríamos poner de acuerdo, claramente. Si la estrategia es referéndum, nos pondremos de acuerdo en hacer un referendum, seguro", recalcó.

Y en este punto pasó al ataque. "Dar el voto a la gente no tiene que asustar a nadie, y menos a los que cogen la bandera de la regeneración política y democrática", dijo en alusión a PSOE y a C's. "Si empezamos negando el referendo, vaya reforma y regeneración democrática", se quejó. "El acuerdo no sólo no resuelve las cosas, sino que contribuye a enquistar algunos de los problemas que tiene España, en particular el de Cataluña", advirtió.

En cambio, el líder del PSC, Miquel Iceta, cree que el acuerdo "vale la pena" de forma "inequívoca y rotunda", aunque dejó claro que los socialistas harán un "esfuerzo de diálogo" en el proceso negociador con Podemos, partido del que dijo que no lo ve votando lo mismo que el PP.

Por otra parte, el diputado de Democràcia i Llibertat (DiL) y exconsejero de Presidencia Francesc Homs declarará voluntariamente el 4 de marzo ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que investiga la consulta soberanista del 9-N.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine