Primer intento de un nuevo Gobierno

Sánchez afronta hoy la investidura sin los apoyos necesarios para ser presidente

Los grupos de la izquierda rechazan una propuesta socialista de última hora que adapta los términos del acuerdo alcanzado la semana pasada con Ciudadanos

01.03.2016 | 01:04
El líder del PSOE, Pedro Sánchez (en el centro), en el Comité Federal extraordinario del PSOE, ayer, en Madrid.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, afronta hoy su debate de investidura como presidente del Gobierno con el único respaldo de Ciudadanos y tras el rechazo de la izquierda a su oferta de última hora, en un intento de sumar los apoyos cuya falta ahora lo condenan al fracaso. En pocas horas, Pedro Sánchez pasará de obtener la amplia aceptación del comité federal de su partido, que ayer le dio un respaldo del que carecía hace apenas dos meses, a cosechar un rechazo mayoritario del Congreso a su aspiración de convertirse en el nuevo presidente del Gobierno. Ambas decisiones tienen el mismo epicentro: el acuerdo suscrito por PSOE y Ciudadanos como compromiso político para una legislatura que no acaba de arrancar.

Con la corbata roja de las grandes ocasiones y con 44 años cumplidos de ayer, Sánchez subirá hoy a la tribuna del Congreso a las 16.30 horas y no tendrá límite de tiempo para exponer su programa. Será el primer aspirante a inquilino de La Moncloa de un partido que no ganó las elecciones generales. Si se cumplen las previsiones, el líder socialista se convertirá en el primer candidato que no supera la investidura por falta de votos.

En un intento de remediar ese fracaso anticipado, el líder socialista remitió ayer cinco propuestas a Podemos, a En Comú, En Marea, a IU y a Compromís, que no son otra cosa que versiones adaptadas del acuerdo con Ciudadanos en la que se pone de relieve lo que podrían ser prioridades de esos grupos. Podemos mostró su rechazo frontal a lo que calificó un "corta y pega" del pactos de los socialistas con Ciudadanos. Para el PP es un "ejercicio de contorsionismo" político ese intento de Sánchez de sumar a Podemos al pacto con C's.

La presidencia de IU acordó ayer por unanimidad que sus dos diputados voten en contra de Sánchez la primera vez, pero dejan la puerta abierta a cambiar de postura en la segunda votación.

Así las cosas, Sánchez se encarará con el hemiciclo 28 días después de recibir el encargo del Rey con el único apoyo de los 89 diputados socialistas, los 40 de Ciudadanos, el del diputado de Nueva Canarias y el de la diputada de Coalición Canaria, hacen un total de 131 votos a favor.

Pese al difícil panorama al que se enfrenta, Sánchez apelará esta tarde al diálogo entre fuerzas políticas y a la responsabilidad para evitar nuevas elecciones, cuya sombra se agranda a medida que desde hoy comienza a correr el plazo de dos meses a cuyo término habrá que repetir los comicios si antes no está investido un nuevo presidente.

La disyuntiva entre "gobierno del cambio" o "elecciones" será uno de los ejes centrales de su discurso, que lleva preparando desde el pasado miércoles con sus colaboradores más cercanos. La intervención tendrá, según algunos de los que la conocen, un tono "fresco, dinámico y propositivo" y le servirá para desgranar "su programa de gobierno progresista". Tras hacer una radiografía de la situación política, institucional, económica y social del país, Sánchez hará un llamamiento a la responsabilidad de los partidos para desbloquear la actual situación. Insistirá en que sus propuestas persiguen la regeneración democrática, la reconstrucción del Estado del Bienestar, reactivación y la modernización económica, además de resolver el desafío territorial, la reforma de la Constitución y la proyección europea de España.

Al final de la intervención del aspirante a presidente concluirá la primera jornada del debate de investidura. La de mañana estará dedicada a las intervenciones de los portavoces de los grupos parlamentarios, las réplicas de Pedro Sánchez y, finalmente la votación.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, repartirá la media hora de intervención que le corresponde a su grupo con las confluencias, aunque él llevará el peso principal del discurso. Por el PP, Mariano Rajoy ya ha anticipado su intención de ser duro con Sánchez.

El clima político se caldeó ayer entre PP y Ciudadanos. Rivera identificó a Rajoy como el gran obstáculo para llegar a acuerdos con el PP. Girauta le reprochó que lleva"demasiado tiempo" aplazando el trabajo de "limpiar sus cuadras del estiércol" que la corrupción ha dejado en el PP.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine