Dos meses de incertidumbre

Pablo Iglesias: "Fluye el amor, Pedro, solo quedamos tú y yo"

"Acepto el condicionante de que el PSOE esté en el Gobierno, acepte usted que nosotros también estemos", le reprocha al líder socialista

05.03.2016 | 01:16
Pablo Iglesias.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, intentó ayer reconstruir puentes con el PSOE y, aunque confirmó su voto "no" a la investidura de Pedro Sánchez en la segunda votación, le emplazó a una nueva negociación desde la pasada noche en busca de lo que denominó "el acuerdo del beso".

Tras las duras acusaciones que Iglesias lanzó a Sánchez en la anterior sesión del debate de investidura del miércoles, ayer se mostró conciliador y evocó el beso que se dio entonces con el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, al tiempo que habló del "amor" y la "pasión" en la política.

"Fluye el amor y la pasión en la política española, Pedro, solo quedamos tú y yo", llegó a bromear el líder de Podemos después de recordar su beso con Domènech. No hubo ninguna disculpa después de que acusara hace tres días a Felipe González de tener manchado el pasado de "cal viva", pero sí un intento de rebajar la tensión. "A la vista de la tensión que se percibe en los grupos era necesario relajar el tono y asumo la parte que me toca", reconoció.

Así empezó su discurso y así lo concluyó: "A veces las discusiones más agrias preceden a los momentos más dulces, ojalá después de esta noche el acuerdo al que lleguemos pueda llamarse el acuerdo del beso".

Entre una y otra invitación, el secretario general de Podemos volvió a emplazar a Sánchez a buscar un acuerdo con Podemos, Compromís e Izquierda Unida para conformar un gobierno, que podría contar con la abstención el PNV y las fuerzas catalanas, que "no son monstruos" -enfatizó-, sino representantes de la soberanía popular.

"Atrévase a ser el presidente de un gobierno de coalición con un programa progresista de verdad", le pidió durante el pleno, en el que volvió a rechazar el pacto del PSOE con C's.

Iglesias le volvió a tender la mano a Sánchez para que, después de que se consumiese el "fracaso de su pacto con Ciudadanos", se pongan juntos a trabajar para que haya un gobierno "a la valenciana", recordando que en esa comunidad gobierna el PSOE con Compromís, y el apoyo de su partido, Podemos.

No obstante, insistió en su exigencia de que ese gobierno debe ser de coalición. "Sé que no forma parte del mejor de sus sueños gobernar conmigo", admitió, tras lo que urgió a que cedan "todos", reconociendo también que no será fácil y que el camino estará lleno de dificultades. Ese es el acuerdo que defiende Podemos y es el que, según Iglesias, preocuparía al PP y a Mariano Rajoy y a "las oligarquías" de este país.

"Póngase de acuerdo con nosotros", invitó una vez más a Sánchez en un intento de que acepte su oferta de buscar un acuerdo desde esta noche para formar un gobierno en el que las responsabilidades y las decisiones las adopte conjuntamente el PSOE con Podemos y otras fuerzas de izquierdas. "Le acepto el condicionante de que el PSOE esté en ese gobierno, pero acepte usted también como condicionante que nosotros también estemos", tentó el líder de Podemos al candidato.

Pablo Iglesias asegura que al presidente de los populares lo que le preocupa es que Pedro Sánchez se ponga de acuerdo con su partido. "Acepte ser el presidente de un programa de progreso. Nuestra mano está tendida", insistió el líder de Podemos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine