Dos meses de incertidumbre

El Rey no convocará otra ronda de consultas hasta que el diálogo progrese

Albert Rivera defiende celebrar encuentros de equipos negociadores y no de líderes para evitar que se produzcan "problemas de sillas, apellidos o egos"

08.03.2016 | 09:46
El rey Felipe VI y Patxi López, ayer, en la Zarzuela.

No habrá, por el momento, más rondas de consultas. El Rey quiere que los partidos se esfuercen e intenten por todos los medios formar una mayoría suficiente en el Congreso antes de volver a llamar a sus líderes y designar, de nuevo, un candidato a la investidura. Y no se ha fijado ningún plazo para hacerlo. "Esto está abierto, no está cerrado", dijo el presidente del Congreso, Patxi López, después de reunirse con Felipe VI en la Zarzuela.

Tras la tentativa fallida de Pedro Sánchez, el monarca quiere dar tiempo a las fuerzas políticas para que sean ellas las que "puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes" para garantizar una investidura. Así reza el comunicado difundido ayer por la Casa del Rey al término de la reunión.

Antes del encuentro, que duró algo más de media hora, Felipe VI respondió con un "lo veremos" a una periodista que le preguntó si pensaba convocar una tercera ronda de consultas con los partidos.

No será así, de momento, y no puede decirse que la decisión del Rey, pensada para estimular el diálogo, tuviera algún efecto inmediato. López dijo que el monarca cree que éste "es el tiempo de los partidos", y todas las formaciones consideraron lógica o comprensible su decisión, pero los vetos que han impedido hasta ahora la investidura continúan. Y más desde que el PSOE y Ciudadanos anunciaron que negociarán juntos con los demás partidos y sobre la base del acuerdo con el que Sánchez se presentó a la investidura fallida hace sólo unos días.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, defendió ayer las medidas contenidas en el acuerdo, pero dado que Sánchez fracasó y que no habrá otro candidato hasta que el Rey lo proponga, anunció que su partido negociará, con ese pacto en la mano, con el PP y Podemos. Aunque no con sus líderes sentados a la mesa, sino con los equipos negociadores, para que no haya "problemas de sillas, apellidos o egos".

No obstante, Rivera se abrió a la posibilidad de que el acuerdo de 200 medidas suscrito con el Partido Socialista pueda enriquecerse con las aportaciones de otras formaciones. El líder de Ciudadanos criticó tanto a quienes están preocupados por "mantenerse en el poder" como a quienes pretenden "asaltarlo".

Y después de que la vicesecretaria del PP, Andrea Levy, le acusara el domingo de ser "el número dos de Pedro Sánchez", Rivera señaló la contradicción que supone afirmar que si Ciudadanos pacta con el PSOE, es una "traición", mientras que si lo hace el PP es "un pacto de Estado".

A Podemos le pidió que deje "la batalla política y mediática contra el PSOE" y ofrezca su abstención para permitir que se forme un gobierno. Y tanto a Podemos como al PP les reclamó que demuestren "generosidad y valentía" abandonando "el bloqueo y el no por el no" y empezando a "construir" en vez de a "destruir". "De momento", por parte de Rajoy y del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, "solo escucho condiciones personales y de cargos", lamentó el presidente de Ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 
Enlaces recomendados: Premios Cine