Una ex consejera balear atribuye a Matas y Ballester las decisiones sobre Nóos

09.03.2016 | 01:12

La exconsejera de Presidencia y Deportes de Baleares Rosa Puig declaró ayer que las decisiones relativas a la contratación del Instituto Nóos las conoció después de que fueran tomadas por el director general de Deportes, José Luis Pepote Ballester, con la aprobación del presidente Jaume Matas. Puig fue una de las testigos que declararon en la decimoquinta sesión del juicio por el caso.

También declaró, entre otras varias personas, una antigua jefa de gabinete de Matas, Dulce Linares, quien aseguró que Matas ordenó emplear la fórmula del convenio de colaboración para contratar con el Instituto Nóos la organización de foros sobre deporte y turismo. Linares aseguró que el precio de 1,2 millones de euros que se pagó por cada uno de los Illes Balears Forum de 2005 y 2006 fue fijado por Nóos y que a ello le pareció "caro", aunque acató una decisión que había sido tomada por Matas y Ballester.

El ex director general de la consejería de Presidencia Antoni Amengual añadió que prácticamente todas las actas de la Fundació Illesport, órgano que contrató con Nóos, "no respondían a la realidad" puesto que las reuniones que reflejaban y de las que el propio Amengual daba fe nunca se celebraron. "Me equivoqué", admitió Amengual al explicar que firmaba las actas aún sabiendo que no se celebraran los encuentros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine