El presidente valenciano defiende que el viaje de Ribó a A Coruña fue institucional

El socialista Ximo Puig achaca la denuncia del PP por malversación contra el alcalde valenciano de Compromís a un intento de "manchar a todo el mundo"

10.03.2016 | 01:02
El alcalde valenciano, de Compromís, Joan Ribó.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, de Compromís, se ha comprometido a dimitir si un juez le imputa por un viaje a A Coruña, en compañía de varios miembros de su equipo de gobierno, con un gasto de 7.200 euros, para asistir a la Cumbre de Alcaldes por el Cambio, al que acudieron representantes de los equipos de gobierno de Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza, Málaga, Pamplona, Santiago y A Coruña, entre otros. El grupo municipal del PP en Valencia denunció a Ribó ante el fiscal por malversar dinero público en un acto de partido.

"Yo soy coherente, no es que esté dispuesto a dimitir si un juez me imputa, sino que estoy obligado a dimitir", afirmó categóricamente el regidor valenciano, que se muestra "poco preocupado" porque la documentación que remitió al fiscal "no deja duda" de que fue un acto institucional, no de partido. A la cumbre celebrada en A Coruña el 27 y 28 de noviembre asistieron representantes de equipos de gobierno de diez grandes ciudades españolas que intercambiaron información sobre nuevos proyectos municipales y planificaron vías de colaboración entre estas urbes, aclara Ribó, quien se muestra seguro de que la denuncia "será archivada".

Compromís alega además que a esta cumbre institucional de ciudades con una nueva perspectiva de la gestión municipal fueron invitados también otros partidos valencianos, como el PSPV, que no acudió, o Valencia en Comú, que sí lo hizo, al igual que Compromís.

El presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, salió ayer en defensa de Ribó, y afirmó que el viaje en cuestión es un "servicio al debate público" y ahí no existe "ninguna malversación".

"Creo que en estos momentos tiene haber mucha transparencia y honradez pero lo que no puede haber es una especie de caza de brujas absurda", ha señalado el dirigente socialista Ximo Puig, criticando que el objetivo del PP valenciano sea, a su juicio, intentar "manchar a todo el mundo".

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, confía en que la investigación a Ribó se quede en " una anécdota desagradable". "Con las cosas que han pasado en Valencia en los últimos años, que a Ribó se le investigue por venir a trabajar a A Coruña supone algo digno de mención. Yo espero que esto quede en nada, como evidentemente yo creo que nada hay. Espero que sea una anécdota desagradable", subrayó el regidor coruñés.

Ferreiro recordó que durante tres días hubo varios equipos trabajando en esta cumbre en diversas mesas y que el sábado se cerró con un acto que "pagó la Marea Atlántica". "Todo estaba claro y transparente", zanjó Ferreiro.

La predisposición de Ribó a dimitir si es imputado contrasta con el enrocamiento de la exalcaldesa valenciana y actual senadora Rita Barberá, que ha visto ya imputada a toda la corporación que presidía.

Barberá fue denunciada por Compromís ante el fiscal hace un año por gastar inapropiadamente 278.000 euros de las arcas municipales valencianas en viajes entre 2011 y 2014. Entre ellos, figura una partida de 60.000 euros durante sus vacaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine