Cataluña rechazó pagar un millón de euros a Nóos por un congreso sobre salud

Aizoon contrató como administrativa a una empleada doméstica de la infanta Cristina porque limpiaba el despacho que Urdangarin tenía en su palacete de Pedralbes

22.03.2016 | 00:52
Iñaki Urdangarin durante su declaración en el juicio sobre Nóos.

El Gobierno catalán rechazó en 2006 financiar con un millón de euros un congreso sobre salud a propuesta del Instituto Nóos, según testificó ayer Ignasi de Juan, que diseñó la iniciativa contratado por la asociación sin ánimo de lucro de Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

De Juan, que compareció por videoconferencia en la vigésima tercera sesión del juicio del "caso Nóos", aseguró que los altos cargos de la administración catalana con los que contactó, entre ellos "cuatro consejeros" que no citó, indicaron que la aportación pública no podía superar los 300.000 euros, informa Efe. No obstante, aclaró que las gestiones económicas no las llevó a cabo personalmente porque, a diferencia de en otros proyectos en los que había trabajado, en Nóos nunca tuvo "acceso" a ese ámbito.

En los nueve meses que estuvo contratado en el Instituto Nóos, de finales de 2005 a mediados de 2006, De Juan constató que Diego Torres estaba más volcado "en los temas de gestión", mientras que la responsabilidad de Urdangarin era sobre todo "abrir y facilitar los contactos".

El testigo explicó que se integró en Nóos poco antes de los foros de deporte celebrados en el otoño de 2005 en Valencia y Mallorca, a los que asistió para tomar ideas de cara a realizar actividades similares en el ámbito de la salud, ya que su integración en la asociación tenía como objetivo crear el Instituto de Ciencia, Salud y Sociedad.

En los primeros meses de 2006, trabajó en la elaboración de un proyecto de congreso sobre salud y patrocinio a celebrar en Barcelona el verano siguiente, que inicialmente iba a durar dos días pero que se redujo a una jornada cuando el Govern catalán planteó que el millón de euros solicitado "no encajaba" con su disponibilidad económica.

En cualquier caso, el planteamiento era buscar financiación "donde había recursos antes de la crisis", que eran las administraciones públicas, manifestó De Juan.

El abogado de Diego Torres, Manuel González Peeters, preguntó al testigo a partir de numerosos documentos sobre su participación en actividades del Instituto Nóos más allá del proyecto frustrado de congreso de salud.

Otra testigo que también declaró por videoconferencia relató al tribunal que la sociedad Aizoon, cuya propiedad comparten al 50 por ciento la infanta Cristina y Urdangarin, la contrató en 2007 como auxiliar administrativa, cuando su empleo era realizar tareas de cocina y limpieza en la casa de la pareja.

La compareciente trabajó junto a su esposo para el matrimonio desde 2006 a 2009. Inicialmente, estaban contratados directamente por el matrimonio como empleados del hogar y cuando se creó Aizoon fueron dados de alta en esa sociedad.

La trabajadora doméstica justificó el contrato con Aizoon en que también limpiaba el despacho profesional que Urdangarin tenía en su domicilio familiar del barrio barcelonés de Pedralbes. Pero su marido, que declaró antes, explicó que la contratación por parte de una empresa les facilitaba la obtención de un crédito bancario para comprar un piso. Los testigos se contradijeron respecto al origen de la iniciativa de cambiar la modalidad del contrato, ya que mientras él aseguró que fue una propuesta de Urdangarin, la mujer manifestó que se lo pidieron ellos para tener acceso al crédito hipotecario. Ante esta contradicción, la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, advirtió de que en sus conclusiones finales podría solicitar que los antiguos empleados del hogar sean imputados por falso testimonio.

Posteriormente, testificaron dos mujeres que también estuvieron contratadas por Aizoon por mediación de su amiga Julita Cuquerella, secretaria de Urdangarin, citada para declarar hoy como testigo.

Ambas confirmaron que no conocían al exduque de Palma y que realizaron para él trabajos de búsqueda de información por internet que recopilaban, imprimían y le hacían llegar en un sobre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine