La secretaria de Urdangarin asume como suyos pagos de la tarjeta de la Infanta

Ella decidía si los gastos se imputaban como personales o se cargaban a la empresa

23.03.2016 | 01:30
Iñaki Urdangarin.

La secretaria de Iñaki Urdangarin, Julita Cuquerella, asumió ayer ante el tribunal que juzga el caso Nóos que pagos realizados con la tarjeta de la infanta Cristina eran suyos. Cuquerella asegura que usó la tarjeta bancaria de la empresa Aizoon a nombre de la infanta sin autorización expresa de ella y sin ser consciente de que era de doña Cristina hasta que ya la había usado para pagar cuatro o cinco veces.

En su declaración como testigo ante el tribunal, la secretaria detalló que esa tarjeta a nombre de la Infanta cuyos pagos se cargaban a una cuenta de Aizoon estaba guardada bajo llave en un cajón del despacho de la empresa, pero ella tenía los datos apuntados desde que en una ocasión tuvo que usarla porque la de Urdangarin estaba caducada. Cuquerella precisó que nunca hizo "compras físicas" con la tarjeta, pero sí pagos por teléfono o por internet, el primero de los cuales fue para un encargo "muy gordo" de papelería y desde entonces la usó "alguna vez" más en que no llevaba el cuaderno con los números y claves de las tarjetas de Urdangarin.

"Yo no sabía que esa tarjeta era de la infanta Cristina, porque ponía Aizoon. Luego sí que ponía Cristina Federica de Borbón y Grecia, pero no fui consciente de que era de la infanta Cristina hasta la cuarta o la quinta vez que la usé", afirmó.

Durante el interrogatorio de más de tres horas, la secretaria detalló que desde que empezó a trabajar para Urdangarin, en abril de 2007, tenía un listado con los números de todas sus tarjetas bancarias: la de una cuenta personal, otra conjunta con la infanta también para gastos personales, la de Aizoon a su nombre y tres de Telefónica. Además disponía de su pasaporte y DNI y los de sus hijos, así como su número de la Seguridad Social, datos que considera "de uso frecuente".

Cuquerella explicó que era ella quien decidía si los gastos de los entonces duques de Palma se imputaban como personales o se cargaban a Aizoon, salvo aquellos que le indicaba Urdangarin de forma precisa. "Jamás", dijo rotunda, incluyó ningún gasto por indicación de la Infanta. Admite que cometió dos errores al cargar a la firma el coste de una fiesta infantil de uno de los hijos del matrimonio y un viaje a Brasil, dos de los pagos sobre los que se sustenta la acusación de Manos Limpias contra la Infanta.

Sobre una estancia en un hotel de Mataró del matrimonio, explicó que lo consideró gasto empresarial al asistir a la boda del hijo de un cliente. Sobre un safari a África dijo que lo pagó con cargo a Aizoon el secretario de las infantas, Carlos García Revenga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine