Aznar defiende en presencia de Rajoy la necesidad de "nuevos liderazgos"

El presidente en funciones y el antiguo jefe del Gobierno coinciden por vez primera en un acto público desde las elecciones del pasado mes de diciembre

30.03.2016 | 00:54
Aznar pasa ante Rajoy en presencia de Vargas Llosa, Margallo, y los expresindentes de Chile y el de Colombia.

El expresidente del Gobierno y presidente de honor del PP, José María Aznar, aseguró ayer que se necesitan "nuevos liderazgos capaces de ejercer una tracción social, moral y política a la altura de los desafíos", un mensaje que lanzó delante del jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy.

Ambos asistieron al seminario Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad que se celebra en Casa de América con motivo del 80 aniversario del Nobel peruano. Se saludaron y posaron juntos en el photocall acompañados por Mario Vargas Llosa y los expresidentes de Chile, Colombia y Uruguay. Está previsto que el expresidente socialisa Felipe González pronuncie la conferencia de cierre.

La atención mediática al inicio del foro la acapararon tanto Aznar como Rajoy porque se trata de la primera vez que ambos coinciden en público desde el Comité Ejecutivo del PP que se celebró en la sede de la madrileña calle Génova el 21 de diciembre, tan solo un día después de las elecciones generales en las que el PP perdió 3,6 millones de votos y 63 escaños.

En aquel Comité Ejecutivo del PP, el expresidente del Gobierno pidió un congreso abierto y señaló que él no tenía intención de presentarse. Rajoy le respondió entonces que ese cónclave se hará cuando acabe el proceso de formación de gobierno, una tesis que ha seguido defendiendo en las últimas semanas cuando se le ha preguntado por este asunto.

"Necesitamos nuevos liderazgos capaces de ejercer una tracción social, moral y política a la altura de los desafíos que tenemos", proclamó Aznar. En primera fila le escuchaba el jefe del Ejecutivo en funciones, que minutos antes había inaugurado el citado seminario.

Aznar lanzó esta reflexión dentro de un extenso discurso en el que ha llamado a "repensar", para "hacerlas mejores", las "grandes iniciativas sobre las que se ha estructurado el mundo desde mediados del siglo pasado". Según apuntó, se trata de conservar "lo mejor de su espíritu" pero "adaptándolas a un contexto muy distinto" que hoy por hoy", "también como efecto de una revolución tecnológica vertiginosa", "desafía cuanto se haya escrito sobre teoría del Estado, división de poderes, sistemas electorales o, por supuesto, soberanía".

El expresidente del Ejecutivo aseguró que a lo largo de toda su vida ha intentado proteger y fortalecer el valor de la libertad. Sin embargo, lamentó que "algunos" acepten "excepciones" y "rebajas a la libertad de otros que no aceptarían para sí mismos". "Y pretenden que eso sea reconocido como avance social y como progreso político. Como legado, incluso. No lo es", indicó.

En su discurso hizo alusión a los atentados del 11 de septiembre y señaló que conclusión que debe extraer de todo lo sucedido desde entonces es que no cumplieron ni hicieron cumplir las normas. "Nos apartamos de la base firme que debemos defender. Y las consecuencias están aquí", advirtió. A su entender, la civilización sólo es posible mediante un sistema de normas "conocidas y respetadas" y eso vale para cada sociedad y sus relaciones exteriores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine