Sánchez asegura estar abierto a un gobierno en coalición con Podemos y C's

El líder socialista se reafirma en su acuerdo con el partido de Rivera como centro de cualquier negociación con otras fuerzas, la víspera de reunirse hoy con Iglesias

30.03.2016 | 00:54
Pedro Sánchez y Albert Rivera, ayer, minutos antes de su reunión.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se mostró ayer abierto a la posibilidad de formar un Ejecutivo que cuente con representantes de Podemos y de Ciudadanos (C's), -solución que a día de hoy descartan ambos socios potenciales -si bien advirtió de que el acuerdo firmado con C's es "condición necesaria" para que se pueda lograr el gobierno del cambio.

En la víspera de la reunión que mantendrá hoy con Pablo Iglesias, Sánchez señaló que explicará al líder de Podemos que la única formulación posible es un gobierno transversal que incluya a las fuerzas del cambio que, a su entender, ejemplifican su partido, el de Iglesias y el de Albert Rivera.

Precisamente, Sánchez y Rivera y los jefes de sus equipos negociadores se reunieron ayer durante más de dos horas y media, y tras ese encuentro subrayaron la vigencia del pacto PSOE-C's y advirtieron de que dicho acuerdo debe de ser el centro de cualquier negociación con otras fuerzas políticas.

En una entrevista en la SER, Pedro Sánchez prometió que en su reunión con Iglesias será "muy franco" con el líder de Podemos, y espera de él que demuestre que quiere "de verdad" un gobierno de cambio. "No tiene sentido seguir prolongando esta agonía", recalcó Sánchez, quien lamentó las "dificultades" que hay para entenderse con Iglesias, y le insistió en que lo que pidieron los españoles el 20 de diciembre fue un cambio con "mestizaje ideológico".

Iglesias, por su parte, tiene intención de proponer hoy a Sánchez abrir una negociación a dos al margen del pacto que tienen los socialistas con Ciudadanos.

Con el afán de defender la conformación de un "gobierno a la valenciana", la formación morada afronta la reunión de hoy con optimismo, como admitió el número dos del partido, Íñigo Errejón.

Errejón aseguró que en su partido admiten que en este proceso de negociación "hay que ceder" e incluso que tendrá que haber "mestizaje". Pero eso, dijo, no es lo mismo que "hacer una cosa y la contraria". Y no quiso evaluar la posibilidad de entrar en ese gobierno a tres hasta que reciba la propuesta del PSOE, si bien insistió en que el próximo gobierno tendrá que ser "coherente" y "sin posiciones antagónicas" como las que mantienen con C's en materia de fiscalidad o laboral.

El exfiscal y exeurodiputado Carlos Jiménez Villarejo, una de las figuras señeras de la formación morada, se mostró ayer disgustado con la posición de Podemos "absolutamente hostil al diálogo y negociación" con fuerzas políticas que "se merecen que se les reconozca", aunque se disienta con su programa. Villarejo descalifica la "cerrazón" de Iglesias y confía en que Errejón pueda conseguir aproximarse a PSOE y C's.

Desde Ciudadanos siguen transmitiendo tranquilidad ante la reunión de hoy y se reafirman en su acuerdo con los socialistas, como apuntó ayer el jefe del equipo negociador, José Manuel Villegas, tras la reunión entre Sánchez y Rivera.

Villegas subrayó que el acuerdo con el PSOE "debe ser el centro de cualquier negociación que se haga estas semanas para poder alcanzar esa mayoría que permita un gobierno que funcione y desbloquee la situación". Su portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta se mostró convencido de que de la reunión entre Sánchez e Iglesias "no va a salir ningún acuerdo" porque tiene el "formato típico para alguien que ya ha demostrado en otras ocasiones que lo que le interesa es decidir quién tiene ciertas vicepresidencias y ministerios", en alusión al líder de Podemos.

El portavoz de C's afirmó que su partido "no tiene nada que reprochar de momento" a Sánchez porque por ahora "ha cumplido el acuerdo" aunque le ha advertido que "si diera un bandazo y girara radicalmente" para pactar con Podemos, C's rompería el acuerdo con el PSOE y pasaría a la oposición.

Pese a considerar "legítima" la propuesta de Sánchez de abrirse a un gobierno tripartito, el portavoz de IU en el Congreso, Alberto Garzón, advirtió de que si el pacto entre PSOE y Ciudadanos se mantiene, IU seguirá diciendo "no", también a entrar en ese gobierno. Ante la cita de hoy, Garzón rogó a Sánchez y a Iglesias que "no mareen la perdiz" y "dejen claro lo que quieren" y si están dispuestos a llegar a un acuerdo.

Mientras, Mariano Rajoy, explicó que esperará a conocer el resultado de la reunión de hoy para llamar al secretario general socialista y reiterarle su oferta de un acuerdo de gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine