Podemos busca acercarse al PSOE con cuatro cesiones en materia económica

Pablo Iglesias se abre a "reducir el déficit a un ritmo mayor", a "aceptar una reforma fiscal menos redistributiva" y a recuperar la norma laboral de Zapatero

01.04.2016 | 01:03
Pablo Iglesias.

Podemos está en disposición de hacer cesiones en su programa económico para conseguir un acercamiento al PSOE. Al margen de la discrepancias sobre la consulta catalana -una línea roja que ha quedado en segundo plano y que Podemos considerar que puede sustituirse por un diálogo entre el PSC y En Comú Podem-, la economía es uno de los núcleos duros de las discrepancias entre los socialistas y la formación morada.

Pablo Iglesias expuso a Pedro Sánchez cuatro propuestas que suavizarían para llegar a acuerdos. En las anotaciones del cuaderno que el líder de Podemos llevó a la reunión con Sánchez, captadas por una cámara de televisión, Iglesias enumera que estarían dispuestos a "reducir el déficit a un ritmo mayor" del que figura en su programa, a "aceptar una reforma fiscal menos redistributiva", a "elevar el gasto en 60.000 millones y no en 90.000" como proponían en su oferta electoral y a "derogar sólo la última reforma laboral", la aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, con lo que quedaría vigente la del Gobierno de Rodríguez Zapatero.

El fundador y exdirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero, destacaba ayer que en un momento en el que "se acortan los plazos", Iglesias identifica con su propuesta los "cuatro elementos programáticos" que dificultan alcanzar un acuerdo y en los que está "dispuestos a negociar".

Esos cambios programáticos son su muestra de voluntad de entendimiento pero "en política no basta que sólo ceda uno", afirmaba ayer Iglesias, convencido de que "es el momento de la generosidad". Al socialista Pedro Sánchez insiste en pedirle una apuesta por a "gobierno a la valenciana" y a Rivera que "ceda en su maximalismo" y facilite "por activa o por pasiva" un ejecutivo progresista que "tendría, a priori, más apoyos que los que tuvo su pacto". Pese al rechazo del partido de Rivera, el líder de Podemos está convencido de que es posible llegar a acuerdos concretos con Ciudadanos en medidas de regeneración democrática o en la reforma laboral.

El líder de Podemos pidió ayer al de Ciudadanos que no impida con su "sectarismo" la formación de un gobierno de progreso y le ha avisado de que si se "empeña en lo de siempre", es decir, en mantener su acuerdo de legislatura con el PSOE, "habrá elecciones", porque ya se demostró en el debate de investidura de hace un mes que los votos de estas dos formaciones no suman.

Aunque el partido morado ha levantado su veto a Ciudadanos e Iglesias ha renunciado a la condición de entrar en el Ejecutivo de coalición que aspira a formar con el PSOE, esta fórmula de gobierno sigue siendo un obstáculo para conseguir el apoyo del partido naranja, que ya ha afirmado que prefiere que se celebren nuevas elecciones antes de que Podemos llegue al poder.

Podemos sugiere que la primera reunión de su equipo negociador con el del PSOE sea bilateral, sin incluir a otros partidos, como paso previo a un encuentro que también incluya a Ciudadanos. Pablo Iglesias encabezará la delegación negociadora de Podemos, desplazando así al secretario Político, Íñigo Errejón, quien también estará en el en equipo, junto a los diputados Irene Montero y Rafa Mayoral.

El calendario

Las negociaciones deberán estar despejadas en torno al 25 de abril para resolver los trámites necesarios para convocar las sesiones plenarias y que se pueda celebrar en el Congreso un debate de investidura antes del 3 de mayo, fecha límite para la disolución de las Cortes y publicación del decreto de convocatoria de nuevas elecciones.

Antes de programar la Sesión de Investidura, es necesario que haya un candidato designado por el Rey tras las consultas con las distintas fuerzas parlamentarias, por lo que Zarzuela deberá tener despejado el panorama político el martes 26 y el miércoles 27 de abril.

El debate debería comenzar el 29 de abril en previsión de cumplir con los plazos legales si el candidato no consigue la mayoría absoluta en la primera votación, lo que obligaría a repetir la elección 48 horas después.

Por otra parte. Pablo Iglesias, quiso explicar ayer también que la decisión de renunciar a la Vicepresidencia del Gobierno de coalición que aspira a formar con el PSOE la tomó con su equipo de la Secretaría General y, posteriormente, la consultó con Errejón.

"Tuve una reunión con la unidad de análisis de la Secretaría General y allí exploramos diferentes opciones. Consideré que era lo mejor y después me puse en contacto con los miembros de mi Ejecutiva para discutirlo con ellos", explicó, para añadir que uno de esos miembros con los que debatió después fue Errejón.

Esta decisión se suma a la de ponerse al frente del equipo negociador de Podemos, un puesto que antes ocupaba Errejón. No obstante, Iglesias ha desvinculado este hecho de las discrepancias que tuvo con su número dos sobre la destitución del exsecretario de Organización, Sergio Pascual, quien era la mano derecha de Errejón.

Pascual confiesa desavenencias

El exsecretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, -destituido el pasado 15 de marzo y causante de las discrepancias entre Iglesias y Errejón- admitió "desavenencias" con el secretario general y expresó su desacuerdo con su "inesperada" destitución y con el argumento esgrimido por su líder de haber realizado una "gestión deficiente".

Sin embargo, el diputado sevillano negó que existan diferencias internas sobre la posición de Podemos en la negociaciones para el nuevo Gobierno y cree que la reunión entre Iglesias y Pedro Sánchez supone un "pasito adelante" para conseguir un acuerdo. "Creo que el acuerdo es posible, pero el PSOE lo está dificultando", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine