Rajoy contraataca con la gran coalición tras el fracaso del diálogo de PSOE y Podemos

Los socialistas siguen abiertos a llegar a pactos de Estado con los populares, pero se cierran en banda a gobernar juntos

10.04.2016 | 01:41
Rajoy, con la diputada Alicia Sánchez Camacho, ayer, en Barcelona.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, volvió ayer a la carga con una propuesta de Gobierno de coalición liderado por él mismo, menos de 48 horas después de que la reunión del jueves entre PSOE, Podemos y Ciudadanos se saldase con fracaso. Rajoy subrayó en Barcelona su disposición para hablar, pero advirtió de que la base para el diálogo debe ser la propuesta que plasmó su partido en cinco pactos en febrero.

Los cinco pactos de Estado o de país, como los llamó Rajoy, son los siguientes: pacto para el crecimiento y el empleo, pacto para la reforma fiscal y la financiación de las comunidades autónomas, pacto social, por la educación y por el fortalecimiento institucional.

Rajoy insistió en su idea de que la gran coalición es "lo único que es viable", ya que al sumar los 123 diputados que siguen la obediencia del PP y los 90 del PSOE obtiene una amplia mayoría absoluta de 213 diputados.

Advirtió Rajoy, eso sí, de que la propuesta que ha hecho el PSOE de "derogar" todas las reformas de los populares, que quedó plasmada en el pacto PSOE-Ciudadanos, fue "derrotada en las Cortes" durante la fracasada sesión de investidura, por lo que la única válida ahora es la de los cinco pactos citados.

"Y si quieren estamos dispuestos a hablar" de dicha propuesta, dijo el líder del PP, quien en su discurso no aclaró si piensa llamar al líder del PSOE, Pedro Sánchez, o al de Ciudadanos, Albert Rivera, para iniciar conversaciones.

Fuentes del Gobierno y del PP precisaron al respecto que esperan "un gesto" de Sánchez antes de actuar. En cualquier caso, añaden, esperarán a que pase la consulta de Podemos a sus bases, prevista para el jueves, viernes y sábado de la próxima semana.

Desde el PSOE, y en respuesta a algunas informaciones que ayer aseguraron que tiene abierta la puerta al PP, su secretario de Organización, César Luena, mostró la disposición de su partido a alcanzar "siempre" acuerdos de Estado con el PP pero "nunca" a formar Gobierno. Luena aseguró que "el perezoso Rajoy" y los dirigentes del PP llevan muchos días hablando de "una llamada". "Es tan perezoso que ni para llamar se pone", afirmó.

El número dos del PSOE no ahorró dardos a Podemos tras el fiasco del jueves. Manifestó que, tras la rueda de prensa del viernes de Pablo Iglesias, queda claro que lo único que le ha importado desde el principio han sido "los sillones y la autodeterminación" y le acusó de "traicionar el cambio y el espíritu de cambio de sus votantes".

Desde las filas populares, la expresidenta de Madrid y del PP madrileño, Esperanza Aguirre, calentó un poco el cotarro con el adelanto editorial de su nuevo libro, titulado Yo no me callo, que presentará el martes. En él critica la "indefinición" ideológica de Rajoy y la falta de renovación interna del PP, extremos a los que achaca la caída de votos de la formación.

Aguirre se remite a 2008, cuando Rajoy definió en un discurso al PP como "un partido popular, moderado, abierto e integrador y no un partido de doctrinarios", definición que el líder popular completó diciendo que "si alguien se quiere ir al partido liberal o al partido conservador, que se vaya". "Entonces", se pregunta Aguirre en las páginas del libro, "si el PP no es un partido liberal ni es un partido conservador, ¿qué es?".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine