El alcalde de Granada se niega a dimitir pese a que el PP le pide que deje el cargo

"Tengo la conciencia tranquila", señala Torres Hurtado al que el partido ha suspendido de militancia y demanda que dé "un paso al lado" y sea sustituido

15.04.2016 | 01:04
José Torres Hurtado (izda.) y el concejal de Cultura, Juan García Montero.

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, mantuvo ayer su negativa a dimitir después de que fuera arrestado por su presunta implicación en una supuesta trama corrupta relacionada con el urbanismo de la ciudad, pese a la petición de todos los partidos, incluido el suyo, el PP, que le ha suspendido de militancia de forma cautelar y le ha instado a que dé "un paso al lado" y deje a otro compañero el bastón de mando. En declaraciones a Onda Cero, Torres Hurtado aseguró que tiene la conciencia "absolutamente tranquila" y que "no hay nada" en materia de corrupción urbanística en su ayuntamiento. "Si me dicen: te tienes que ir ahora mismo, te digo que no", señaló y pidió "un poquito" hasta conocer el sumario y los cargos, para "ver las cosas con más tranquilidad" aunque sostiene estar "segurísimo" que esta investigación judicial va a quedar "en nada".

La posibilidad de que su sustituto sea el número 2 en la corporación, el teniente de alcalde y presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, no ha despertado no obstante el entusiasmo del resto de formaciones políticas, lo que el portavoz municipal del PSOE, Francisco Cuenca, ha llamado un "cambio de cromos". De hecho, en su opinión, tras su arresto no sólo debería dimitir el alcalde y la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, sino también el propio Pérez, porque "la corrupción está instalada en todo el PP de Granada". "Sebastián Pérez forma parte de esas decisiones desde 2003 y no tienen ni credibilidad ni legitimidad", señaló. "Jugar a mover un sillón para poner a uno y quitar a otro no es un juego que deba permitirse la ciudad", mantuvo el socialista. También la secretaria provincial del PSOE, Teresa Jiménez, consideró ayer que el presidente del PP granadino es "corresponsable político" de la supuesta trama corrupta investigada en la ciudad como "mano derecha" del alcalde.

Después de que transcurriesen más de 24 horas sin explicaciones ni actuaciones por parte de la dirección provincial del PP y de su máximo responsable, Jiménez instó a Pérez a darlas y dejar de "seguir más tiempo escondiéndose". "Torres Hurtado no gobierna sólo el Ayuntamiento, sino con un equipo de 10 concejales, de los cuales, el primer teniente de alcalde es Sebastián Pérez", agregó para incidir "en que la política urbanística del Ayuntamiento no depende de una persona o de dos personas, sino de un equipo de gobierno que es corresponsable, políticamente, de todas y de cada una de las decisiones que se están cuestionando".

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos (C's), Luis Salvador, que propició la investidura del alcalde después de que el PP perdiera la mayoría absoluta en las pasadas elecciones, indicó que su formación no tiene "ni un solo interés" en que Sebastián Pérez sea alcalde de Granada y que Ciudadanos no está "en la pelea interna" que pueda existir entre ellos, puesto que su principal objetivo es que impere "la corrupción cero", aunque apostó por abrir un cauce de negociaciones en el que no descarta al PP.

En lo que respecta al alcalde, Salvador criticó lo que ha llamado su "enajenación mental política" al no dimitir de su cargo después y consideró que está "totalmente fuera de la realidad" al decir "que no pasa nada" y que "él va a seguir trabajando normalmente", como si la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional no hubiera estado en Granada realizando registros y detenciones.

El vicesecretario general de Ciudadanos (C's), José Manuel Villegas, indicó que desde su formación se va a "plantear vías alternativas para que haya otro Gobierno en Granada libre de cualquier sospecha de corrupción".

También el portavoz de IU, Francisco Puentedura, rechazó la idea de que Pérez pueda sustituir a Torres Hurtado y advirtió de que esta "trama" de corrupción no puede quedar en la dimisión del alcalde y de la concejal de Urbanismo sino que es "urgente" una "regeneración democrática" del gobierno local.

Desde el PP, Fernando Martínez-Maíllo señaló que la decisión de suspender de militancia de forma provisional al alcalde de Granada se justifica por la "gravedad" de los delitos que se le atribuyen a la supuesta trama corrupta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine