Pons, en el juicio de Nóos: "Urdangarin y Torres eran un tándem difícil de igualar"

"En cinco meses nadie vino a ponerme a trabajar", dice el ex alto cargo valenciano que asegura que nunca se reunió con el duque de Palma

15.04.2016 | 01:03
Esteban González Pons.

El eurodiputado del PP Esteban González Pons reconoció ayer ante el tribunal que juzga el caso Nóos que Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres "eran un tándem muy difícil de igualar y repetir". De hecho, aseguró que si el instituto hubiera realizado el trabajo por el que percibió 383.000 euros de dinero público para preparar la candidatura de Valencia como sede de la primera edición de los Juegos Europeos, que nunca llegaron a celebrarse, la ciudad "habría llegado a presentar finalmente su candidatura".

Durante su declaración como testigo, hecha por videoconferencia desde Estrasburgo, el exconsejero delegado de la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana, una de las entidades que en 2005 rubricó el convenio para la realización de estos trabajos, recordó que fue el expresidente valenciano Francisco Camps -citado a declarar hoy- quien anunció la propuesta de los Juegos Europeos en el debate sobre el estado de la comunidad, en septiembre de 2005 y aclaró que no mantuvo ninguna reunión específica con él para abordar este proyecto.

Respecto a su papel, el exvicesecretario de Estudios y Programas del Partido Popular relató que no se reunió con Urdangarín "ni con nadie", aunque sí manifestó que la participación de su empresa pasaba por poner su experiencia al servicio del instituto Nóos "para ayudarles". No obstante, precisó que, tal como constaba en el convenio, la sociedad gestora "no pagaba ni cobraba dinero", sino que el desembolso de los fondos correspondía únicamente a la Generalitat Valenciana.

De hecho, la decisión de que la empresa pública participara en el acuerdo tuvo su origen en una propuesta de la Abogacía de la Generalitat, puesto que "era una buena idea que estuviera implicada, dada su experiencia en la Copa América. Me pareció congruente: se necesitaba una sociedad instrumental al lado de Nóos", incidió Pons, quien se refirió a la entidad como "una ONG", ya que "así consta en el convenio". Pons negó que el documento fuese suscrito "de tapadillo" -por haberse firmado el 23 de diciembre-, pero reconoció: "Yo representaba una tercera pata (junto a Nóos y la Generalitat, que subvencionaba) en ese convenio y durante cinco meses nadie vino a ponerme a trabajar".

Ante esta afirmación, el abogado de Diego Torres, Manuel González Peeters, replicó al testigo que Nóos dejó de trabajar cuando la Generalitat devolvió facturas que consideraba injustificadas, pero González Pons insistió en que "antes de que se suspendieran los pagos no habían hecho nada".

Tres altos funcionarios de la Generalitat Valenciana que conocieron esas facturas coincidieron en sus declaraciones en que los casi 2 millones de gastos que se rechazaron no podían abonarse porque no estaban justificados, tal como ya afirmó el miércoles otra alta funcionaria valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine