Rajoy y la cúpula del PP se conjuran para obviar la dimisión de Soria

Sánchez afirma que la renuncia del titular de Industria "enseña el camino" al presidente del Gobierno en funciones

17.04.2016 | 01:38
Rajoy, durante su intervención en la convención educativa del PP.

La cúpula del PP, empezando por su presidente, Mariano Rajoy, se conjuró ayer para obviar toda referencia a la renuncia del ministro de Industria, José Manuel Soria, que dimitió el viernes acosado por los papeles de Panamá y sus contradictorias explicaciones sobre su participación en varias sociedades sitas en paraísos fiscales como Jersey y Bahamas.

La única referencia que Rajoy hizo a los casos de Soria, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, o la senadora y exalcaldesa de Valencia Rita Barberá fue genérica y para insistir en que sigue estando dispuesto a pactar con otras fuerzas políticas medidas de regeneración democrática que eviten "que se vuelvan a repetir esos acontecimientos que a todos nos han abochornado".

Rajoy clausuraba la convención educativa de su partido, celebrada en Zaragoza, y allí se dieron cita dirigentes del PP como la secretaria general, Dolores de Cospedal, o los vicesecretarios Pablo Casado, Javier Maroto y Andrea Levy, que tampoco hicieron comentario alguno sobre la renuncia de Soria.

Sí hizo uno el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maíllo, pero fue en Alicante y para afirmar que el partido no puede pedirle más explicaciones al ya exministro -que también renunció a su acta de diputado y a la presidencia del PP de Canarias- porque ya no es un cargo público, aunque sí dejó caer que es el propio Soria "el primer interesado en explicarse".

En cambio, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, siguió la estela de otros políticos del PP, caso de Esperanza Aguirre, y llamó a "todos los partidos, para todos los casos de similares características", a actuar con la "coherencia y rapidez" del exresponsable de Industria.

Xavier Domènech, de En Comú Podem, y Aitor Esteban, del PNV, se decantaron porque sea Rajoy, y no Soria, el que dé explicaciones en el Congreso. Pero quien se empleó con más contundencia fue el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien la renuncia de Soria "enseña el camino" al presidente del Gobierno en funciones. "La historia del PP con la corrupción es como una serie policíaca, cada semana hay en un nuevo capítulo", ironizó. Y en clave de pactos acusó a Podemos de ser "el único que está bloqueando" el cambio, y prometió que seguirá reivindicando "hasta el último minuto" el acuerdo "a tres" (con Podemos y C's).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine