Investigación

Pineda previó que la acusación de Nóos "plegase velas"

El presidente de Ausbanc bromeó sobre la actuación de abogada de Manos Limpias: "Ha tenido su momento de gloria"

18.04.2016 | 21:56

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, afirmó en una conversación telefónica, mientras intentaba conseguir de La Caixa tres millones de euros a cambio de retirar la acusación contra la Infanta Cristina, que la abogada de Manos Limpias que la acusa "luego tendrá que plegar velas y punto".

El auto del juez Santiago Pedraz que envía a prisión a Pineda y también al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, desgrana cómo fueron las negociaciones de los dirigentes de Ausbanc y del sindicato para intentar cobrar esa cantidad a cambio de retirar la acusación.

Todo empezó el pasado 29 de febrero, cuando Pineda llamó al director general de la Fundación La Caixa y le propuso "negociar la retirada de la acusación popular de Manos Limpias" en el caso Nóos.

Tras la declaración de la Infanta el 3 de marzo ante la Audiencia de Palma, se intervino otra conversación entre Pineda y otro de los imputados, el director de Comunicación de Manos Limpias, Francisco Javier Castro Villacañas, en la que comentaron la intervención de la abogada Virginia López Negrete, que ejerce la acusación en Nóos.

Pineda dijo que la letrada "se ha pasado", pero luego añadió: "Pero bueno, luego tendrá que plegar velas tío y punto" y "hacer lo que deba hacerse, no lo que le guste a ella, aparte que su momento de gloria ya lo ha tenido".

Por otro lado, Pineda llamó el 14 de marzo al subdirector general de la Asesoría Jurídica del Banco Sabadell y le dijo que comunicara al abogado de la Infanta, Miquel Roca (consejero de la entidad), que él era el "interlocutor idóneo" en el asunto relacionado con el archivo de la acusación contra la Infanta.

Unas horas después, el directivo del banco devolvió la llamada a Pineda y le dijo que le había comunicado a Roca el asunto y que el abogado le recibiría en Madrid un día después.

Quince días más tarde, el directivo de Sabadell se personó ante la policía para denunciar los hechos y habló a los agentes de una cantidad, dos millones de euros, que Bernad le había pedido seis meses antes para "ayudar económicamente" a una empresa a cambio de interceder para retirar la acusación a la Infanta.

Al día siguiente, el 30 de marzo, el mismo directivo acudió de nuevo a la Policía en compañía de Roca, y este último manifestó, según el auto, "que no quería celebrar la entrevista por razones deontológicas pero que tenía cierta curiosidad por saber lo que Luis Pineda podía proponer".

El letrado dijo que en esa entrevista celebrada el 15 de marzo Pineda le dijo que se estaba planteando retirar la acusación, "pero que habían tenido muchos gastos procesales" y que estimaban que habían llegado hasta los 3 millones de euros, lo que Roca interpretó como el dinero que le pedían.

Entonces, dijo, dio por concluida la reunión al no querer seguir hablando de ese tema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine