Las elecciones generales del 26-J

Los partidos fracasan en su intento de acordar una rebaja del gasto electoral

El PP se compromete a reducir el coste de campaña de 12 a 8,6 millones; el PSOE, de nueve a cinco; Ciudadanos, de cuatro a 3,4; y Podemos promete no superar los 2,2

12.05.2016 | 00:50
Representantes de los partidos, ayer, en la reunión para intentar llegar a un acuerdo sobre el gasto en campaña.

La del 26-J será una campaña más austera que la del 20-D, pero cada partido decidirá cuánto ahorra. Las fuerzas políticas fracasaron ayer en su intento de pactar una reducción de los gastos electorales, no obstante todos aseguran que aplicarán la tijera. El PP y el PSOE se han comprometido a recortar un 30% el coste de la campaña y Ciudadanos, entre un 10% y un 15%. Sumadas, las rebajas decididas por cada uno de estos tres partidos se traducirán en un ahorro de unos ocho millones, y Podemos reiteró su compromiso de "no gastar más" que en la campaña del 20-D, es decir, más de 2,2 millones de euros. Partidos más pequeños, caso de Convergència (CDC) y UPN, aplicarán también recortes del 30%. Y ERC, el PNV, Compromís e IU prometen gastar menos, aunque sin dar cifras.

Los socialistas cuantificaron los recortes que aplicarán en cuatro millones, al pasar se nueve a cinco. Ahorrarán tres millones al eliminar toda publicidad en el exterior (vallas o banderolas) y otro en el mailing o buzoneo de papeletas, que el PSOE quiere abaratar gastando 0,15 céntimos por elector, en lugar de 0,18. "No se puede ir más lejos, nuestra postura es de órdago a la grande", presumió el responsable de Estrategia y Comunicación del comité electoral, Óscar López.

El PP se aplicará una rebaja de 3,6 millones (gastó 12 en diciembre) y además reducirá la partida para buzoneo, aunque su vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, no detalló cuánto. Eso sí, igual que el socialista López, Maíllo aseguró que su partido será "austero por convicción y por responsabilidad".

Ciudadanos, que el 20-D gastó cuatro millones, de los que dos fueron para el envío de propaganda electoral y papeletas, reducirá sus gastos entre un 10% y un 15%, hasta llegar a un máximo de 3,4 millones. ¿Cómo? Eliminando la publicidad exterior (vallas, banderolas y mupis) y abaratando el buzoneo al aplicar la misma reducción que los socialistas: 0,15 céntimos por elector, en vez de 0,18. Pese a la "cruda" y "dura" realidad de la falta de acuerdo, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, se vanaglorió que su partido gastará tres veces menos que los populares y la mitad que los socialistas.

El buzoneo, que es lo más caro de una campaña, centró la disputa de las fuerzas políticas. Podemos, Ciudadanos y los partidos pequeños abogaban por abaratarlo mediante un buzoneo conjunto, pero el PP y el PSOE rechazaron de plano esa posibilidad argumentando que ni sería más barato ni es técnicamente posible. No obstante, Podemos propuso al resto de las formaciones hacer un mailing conjunto, al margen del PP y el PSOE, lo que según sus cálculos supondría un ahorro de entre cinco y diez millones de euros.

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, recordó al PP que "puede ser más útil que su candidato acuda a los debates que llenar las calles de banderitas y carteles". El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, dijo que un debate a cuatro es un formato "acertado", pero que será el comité de campaña el que decida a qué debate debe acudir el candidato de los populares a las próximas elecciones, Mariano Rajoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine