El Gobierno reforzará la diplomacia en Venezuela por el deterioro del país

El PSOE califica de "exceso" y "propaganda" que Mariano Rajoy convoque al Consejo de Seguridad Nacional para abordar la situación del país de Maduro

28.05.2016 | 01:32
Rajoy preside ayer la polémica reunión del Consejo de Seguridad Nacional centrada en Venezuela.

El Gobierno estudia reforzar a la representación diplomática en Venezuela para cubrir la seguridad y atender las necesidades de los casi 200.000 españoles residentes en el país.

El Ejecutivo de Rajoy responde así a la declaración del estado de excepción por parte de Nicolás Maduro y a lo que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, califica como "importante deterioro" de la situación interna venezolana.

Rajoy presidió ayer el Consejo de Seguridad Nacional, que analizó la situación en Venezuela desde la perspectiva de los intereses españoles.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, calificó ayer de "exceso" llevar el asunto de Venezuela al Consejo de Seguridad y reprochó al jefe del Ejecutivo que utilice las instituciones del Estado con fines "propagandísticos" y "partidistas".

En la misma línea, el candidato del PSOE en las elecciones del próximo 26 de junio ha defendido que "no hay razón" que justifique que en el orden del día de este Consejo de Seguridad se haya incluido la situación de los casi 200.000 españoles que viven en Venezuela.

"El presidente del Gobierno utiliza las instituciones del Estado para fines propagandísticos, para fines partidistas, creo que es un exceso", ha añadido el líder del PSOE, quien también ha censurado que el viaje a Caracas del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, haya sido en campaña. El Gobierno se escuda en la necesidad de "atender mejor" a la población española y vigilar los intereses de las empresas que operan allí. Los problemas de desabastecimiento de alimentos y medicinas que sufre la población es una de las justificaciones para reforzar la atención.

Además de ordenar el regreso del embajador, Antonio Pérez Hernández, llamado a consultas hace más de un mes, el Ejecutivo estará "muy pendiente" para evaluar si resulta necesario reforzar la representación diplomática española.

Sáenz de Santamaría reiteró ayer la preocupación gubernamental por la situación de la colonia española y el agravamiento de la situación interna del país, "y la seguridad de los españoles es asunto de seguridad nacional, como en otros ámbitos y otros países".

La vicepresidenta repasó las medidas que en los últimos cinco años ha aprobado el Ejecutivo relacionadas con los intereses españoles en Venezuela o en defensa de los derechos humanos. La última de ellas fue hace una semana cuando el Gobierno otorgó la nacionalidad española a seis venezolanos, entre ellos, dos familiares del líder opositor encarcelado Leopoldo López. Con esa enumeración de medidas Sáenz de Santamaría quiso dar respuesta a la polarización de la política nacional en torno a la situación venezolana.

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, apostó ayer por sacar de la campaña electoral el tema de Venezuela y centrarse en los problemas de España y ha acusado tanto a Ciudadanos como al PP de instrumentalizar la política internacional en su beneficio. "Entiendo que haya algunos que, con la herencia que dejan, les interese hablar de cosas que están muy lejos", ha apostillado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine