Madurados a la fuerza

29.05.2016 | 01:49
Madurados a la fuerza

Rivera se da una vuelta por Venezuela para despotricar contra Maduro y el Gobierno contesta convocando el Consejo de Seguridad Nacional para analizar la situación en el país caribeño, donde viven 200.000 españoles. Pero donde, sobre todo, fueron a amamantarse algunos dirigentes de Podemos, que es (a lo que parece) el enemigo a batir.

Así lo demuestra Rivera, yendo a Caracas a hacerse la foto con Tintori, la esposa del encarcelado Leopoldo López, y Rajoy, convocando el órgano de análisis de las grandes crisis. Y Sánchez, que pide estar "alerta" por si una victoria de Podemos se traduce en la importación de "retrocesos en derechos y libertades" como los que produce la Venezuela chavista.

Con ese plantel, no es de extrañar que la semana de la precampaña dedicada a Venezuela se cerrara con una oferta de Maduro para celebrar en Caracas el debate entre los cuatro candidatos a la Moncloa, en el que él también se avino a participar, dado el interés que su país despierta en todos los aspirantes: el oportunista, el gobernante, el asténico y el amnésico.

Y ya puestos, podría intentarse un acuerdo para que los votantes del PP, C's y el PSOE sumaran sus firmas a las de los venezolanos que piden el referéndum revocatorio contra Maduro, y para que los de Podemos hicieran justo lo contrario. Tendrían derecho a ello, pues el devenir de la política española parece depender en exclusiva de la permanencia del heredero de Chávez en el Palacio de Miraflores.

Estamos acostumbrados a que los políticos corran espesas cortinas de humo para ocultar sus impudicias, pero esta falta de recato supera con creces todo lo visto hasta ahora. Nunca la situación de un tercer país había copado de tal manera una precampaña electoral española. Pero, claro, tampoco antes una precampaña había estado tan próxima a la cita electoral precedente. Ni las ideas expuestas y los votantes potenciales, tan quemados.

Así que visto que sobre España ya lo tienen todo hablado, era esperable que buscaran argumentos fuera. Pero fuera que repercutan dentro, y a ser posible sobre las carnes de Podemos. Y esa voz tonante de Maduro... ¿cómo ignorar el mal que esa voz puede traernos? Si hasta rima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine