El presidente de Murcia contrató con la trama 'Púnica' para ascender

Agentes creen que Granados recaudó comisiones para financiar al PP madrileño y que fue agasajado con "putitas de lujo" y joyas

01.06.2016 | 00:52
El presidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil cree que el actual presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, recurrió a los servicios de una empresa de la trama Púnica para progresar en su "carrera política" y ser elegido candidato del PP a las autonómicas de 2015.

El informe, al que tuvo acceso Efe, señala que Sánchez alcanzó un "concierto" con el empresario de la trama Alejandro de Pedro por el que le pagaría 32.000 euros para mejorar su imagen. Según el informe, remitido al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, está comprobado que en octubre de 2014 se concertó esa adjudicación, que no se llevó a cabo porque lo impidieron las actuaciones judiciales desarrolladas a fines de ese mes.

La UCO cree que Sánchez, entonces consejero de Educación, habría incurrido en un delito de fraude en la contratación pública al tratar de cargar esos gastos a materia de "formación". Además, el instituto armado señala que la exalcaldesa de Cartagena y candidata del PP al Senado el 26-J Pilar Barreiro habría podido cometer malversación de fondos públicos y tráfico de influencias en sus gestiones con Púnica para conseguir noticias a su favor.

Quien contactó con De Pedro para hacer estos trabajos a favor de Sánchez y Barreiro fue José Antonio Alonso, el excalcalde de Cartagena e intermediario del cerebro de Púnica, David Marjaliza. En una conversación, Alonso dice a De Pedro que a Sánchez "hay que limpiarle la reputación, pura y dura reputación".

Pedro Antonio Sánchez dijo ayer que "jamás, jamás" hubo "vínculos de trabajo" con ninguna de las empresas investigadas. "Frente a las conjeturas, la verdad. Y la verdad es esa, que ni yo ni mi gente jamás hemos contratado, ni hemos pagado ni un euro, a esas empresas", aseguró el presidente.

"No teníamos indicios de que hubiera pasado algo con este tipo de empresas, pero aún así no contratamos y hoy me alegro más que nunca", añadió Sánchez, quien se remitió a las certificaciones oficiales remitidas desde el Gobierno regional al juez Eloy Velasco que niegan la existencia de pagos a la trama.

También hizo hincapié en que "lo que interesa a los ciudadanos es que jamás se contrató, encargó, acordó o pagó" a la Púnica y "esa tranquilidad es la que le tiene que quedar a todo el mundo", zanjó.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, aseguró por su parte que en su partido existe "absoluta tranquilidad" ante el informe de la Guardia Civil y lamentó la "filtración bastante interesada" del mismo.

Recuerdó que el Gobierno de Murcia ha asegurado que nunca jamás la consejería de Educación, de la que había estado al frente Pedro Antonio Sánchez, ha contratado con las empresas a las que se refieren del entorno de la operación Púnica y resaltó que esto ha sido certificado por funcionarios.

"Por lo tanto -subrayó- tenemos absoluta tranquilidad porque no hay caso. Esa filtración que se hizo del informe es bastante interesada con la intención de dañar al PP".

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea Regional, Miguel Sánchez, consideró que la imputación del "primero de los murcianos no sería bueno para la reputación y los intereses de la Región de Murcia", pero si fuera investigado por el caso Auditorio o por la operación Púnica, "tendría que dimitir de inmediato" ya que se trata de "dos temas claros de corrupción política".

En otro informe de la UCO, éste referido al exconsejero madrileño Francisco Granados, en prisión, la Guardia Civil hace constar su sospecha de que el político cobró "comisiones de terceros" para el PP de Madrid al objeto de financiar campañas entre 2011 y 2014.

La UCO lista en su informe los regalos con que el empresario Antonio Pardal agasajó a Granados y a su sucesor en la Alcaldía de Valdemoro, José Miguel Moreno: desde "putitas de lujo" y visitas a clubes de alterne durante la Feria de Sevilla hasta un picadero y boxes para caballos, cabezas de toros Miura y joyas Cartier, el cabecilla de la trama disfrutó de múltiples agasajos que se prolongaron durante ocho años.

El empresario no sólo obtuvo como contrapartida la adjudicación de obras. Su hija Clemencia fue "colocada" en el Ayuntamiento de Valdemoro con despacho propio y causó baja como contratada en la Comunidad Madrid el mismo día que Granados cesó como Consejero de Presidencia, Justicia e Interior, el 17 de junio de 2011.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine