Las críticas alemanas frenan la prórroga de un año para reducir el déficit a menos del 3%

El Consejo de la UE se desmarca de la idea de Juncker si no va acompañada de una decisión sobre la multa de 2.000 millones por violar los topes de 2015

04.06.2016 | 01:07
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.

Los servicios jurídicos del Consejo de la UE han dado la razón a las reticencias expresadas esta semana por Alemania y otros países sobre la concesión a España y Portugal de una prórroga de un año para que reduzcan su déficit público por debajo del tres por ciento del PIB. La prórroga también provocó las críticas del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que este semestre preside además el Ecofin.

Los juristas del Consejo de la UE -organismo que agrupa a los diferentes consejos de ministros sectoriales, como el Ecofin, y que no debe confundirse con el Consejo Europeo, integrado por los jefes de Gobierno- consideran que la decisión de otorgar una prórroga debe tomarse en el marco de un procedimiento por déficit excesivo, lo que obliga a pronunciarse también sobre una eventual multa de 2.000 millones (0,2% del PIB) por el desvío de las cuentas españolas en 2015, ejercicio que finalizó con un déficit del 5,1% en lugar del 4,2% exigido.

"Es complicado cuando se anuncian nuevas fechas límite (para bajar el déficit), mientras siguen siendo válidas las fechas establecidas anteriormente bajo el procedimiento por déficit excesivo", indicaron.

El informe del servicio jurídico indica, según las fuentes, que si los ministros adoptan las recomendaciones para España y Portugal, entonces deben también tomar una decisión sobre el procedimiento por déficit excesivo, es decir sobre si imponer o no la eventual multa.

La propuesta de la CE sobre una posible sanción por incumplimiento del déficit se conocerá sin embargo solo a principios de julio, una vez pasadas las elecciones españolas del 26 de junio.

La adopción o no de las recomendaciones específicas por países, que en el caso de Portugal y España incluye la propuesta de conceder un año más a ambos, hasta 2016 y 2017, respectivamente, figura ya en la agenda del consejo de ministros de Economía y Finanzas previsto para el próximo 17 de junio en Luxemburgo.

Después iría a la cumbre de líderes de la UE del 28 y 29 de junio, para volver de nuevo el 12 de julio a la reunión del consejo de ministros de Economía y Finanzas para su adopción formal.

En riesgo está, según el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y del presidente del Eurogrupo, el también ministro de Finanzas holandés Jeroen Dijsselbloem, la credibilidad de las regalas de disciplina fiscal.

Dijsselbloem, quien también criticó la decisión de la Comisión, admitió que hay "preocupaciones" sobre cómo se aplica el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) ante el temor de que las reglas fiscales pierdan credibilidad.

La opinión jurídica de la CE es que la decisión está dentro de su mandato y ajustado a la legalidad y hoy el portavoz comunitario Margaritis Schinas, reiteró que presentarán su decisión sobre una eventual multa a principios de julio.

El pasado 18 de mayo, la Comisión Europea, presidida por el conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker, aplazó hasta principios de julio la decisión sobre la puesta en marcha del mecanismo de sanciones a España, alegando que "no es el momento político ni económico". A la vez, recomendó que el Ecofin aprobase en su reunión del próximo día 17, una prórroga de un año, hasta 2017, para cumplir con el objetivo de reducir el déficit público por debajo del 3%.

Esta doble iniciativa del presidente de la Comisión fue interpretada como un capote al Gobierno del PP ante las elecciones del próximo 26-J, a las que el partido de Rajoy podría acudir con la prórroga concedida pero sin que se le hubiese impuesto ninguna multa.

La réplica del Gobierno llegó por boca de la vicepresidenta Santamaría, quien sostuvo que la concesión de la prórroga no está en cuestión, ya que, añadió, el debate abierto por el servicio jurídico del Consejo de la UE responde a dudas que calificó de "mero procedimiento".

"El Gobierno no tiene ninguna duda de que Bruselas nos ha concedido la senda", ha dicho la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine